Anuncios

Violó a su sobrina durante 13 años

policia maldonado 5

11-03-2019

Todo comenzó hace 13 años en Durazno , cuando la víctima tenía 12 y su madre la entregó a su hermano de 63 años como pareja.

Allí comenzaron los abusos sexuales y las violaciones, según cuenta la fiscal en su dictamen.

“La victima relata -de forma clara- que al inicio de las relaciones sexuales ella todavía no había tenido su primer ciclo menstrual, y que todo comenzó con abrazos y manoseos, para luego culminar en relaciones sexuales explícitas”, dice Sigona.

“Antes de la convivencia impuesta, el imputado se llevaba a su sobrina a la casa para consumar el acto sexual. Con 15 años y tras el aborrecible acuerdo entre su progenitora y el aquí imputado, la victima se fue a vivir con él. Las relaciones sexuales a las que fue sometida a lo largo del calvario vivido por el lapso de 13 años nunca fueron consentidas, y el Sr. B. no utilizaba ningún medio anticonceptivo de protección”, destaca la fiscal.

De esas constantes violaciones nacieron dos hijos, de 9 y 4 años de edad.

“Cabe consignar que la victima recibe una pensión del Banco de Previsión Social por incapacidad relativa. Ahora bien, la intimidación, el miedo así como la violencia psicológica y económica a la que fue sometida en estos años, llevó a que la victima manifestara para el ‘afuera’ que el vinculo que mantenía con el Sr. B. (su tío) era de pareja, de cariño consensuado”, explica Sigona.

Aún así, “la victima realizó con apoyo del MIDES una denuncia por violencia domestica en el año 2018. Allí la victima se refería a él como ‘mi pareja’”.

En agosto del año pasado la fiscal y el imputado llegaron a un acuerdo en el marco de un proceso abreviado “por un delito de Violencia Domestica especialmente agravado por cometerse hacia una mujer, persona en situación de discapacidad y en presencia de menores de edad”, recuerda Sigona.

La pena impuesta en ese momento fue de “6 meses de prisión domiciliaria y 6 meses de libertad vigilada, pasando la víctima a ser asistida por un programa MIDES”.

Atendida y contenida en el Ministerio de Desarrollo Social, la joven termina reconociendo que había sido víctima de abuso y violación durante muchos años.

“En todo momento declaró que si ella no había denunciado esto era porque no quería que su mamá fuera presa ‘en tanto ella la amaba’”, dice la fiscal.

Pero la madre de la joven falleció “recientemente”, señala, lo que “colaboró y resultó un detonador para que la victima -por fin- pudiera expresar lo sucedido”.

Finalmente la joven de 25 años decidió denunciar a su tío en diciembre del 2018. Allí “relató el sometimiento psicológico y de intimidación y abuso sexual a la que fue obligada por su tío” durante 13 años.

El acusado, ahora de 76 años, y asistido por un abogado, reconoció todo y confesó su culpabilidad.

Tras esa confesión es que en un proceso abreviado se condenó al imputado A.B.H. a una pena de nueve años de prisión efectiva.

Anuncios