Detuvieron a un hombre de 40 años, que en Abril de 2018 fue denunciado por amenazar a una menor de 11 años para mantener relaciones sexuales. El Departamento de Delitos Informáticos de Interpol logró identificarlo, se trata de Marco Antonio Cisnero Gamboa.

Detuvieron a un hombre de 40 años, que en Abril de 2018 fue denunciado por amenazar a una menor de 11 años para mantener relaciones sexuales. El Departamento de Delitos Informáticos de Interpol logró identificarlo, se trata de Marco Antonio Cisnero Gamboa.

La madre de la víctima presentó la denuncia en abril de 2018. La mujer dijo a la Policía de Soriano que su hija había recibido mensajes por intermedio de la red social Facebook de un usuario que la invitaba a tener relaciones sexuales y enviarle fotos, amenazándola que la mataría si la víctima no accedía a sus peticiones.

CLINICA CAPILAR DR. LUIS PALMARINO

La denuncia fue derivada al Departamento de Delitos Informáticos de Interpol quien inició una investigación donde se comprobó que en reiteradas oportunidades el denunciado le había enviado a la victima vía Messenger fotografías íntimas, como así también una serie de propuestas sexuales.

Las tareas de inteligencia del equipo de investigadores permitieron establecer la confirmación del perfil del usuario de Facebook desde el cual se había generado el intercambio de mensajes, así como también el número telefónico que vinculaba de forma directa a la persona buscada.

Una vez identificado, y con apoyo de la Jefatura de Policía de Durazno, se allanó su vivienda ubicada en la ciudad de Sarandí del Yí, donde se lo detuvo y se le incautaron varios dispositivos electrónicos.

CLINICA CAPILAR DR. LUIS PALMARINO
ESCRIBANA ROCÍO RODRÍGUEZ 099 175 059
ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

El hombre de 40 años, poseedor de varios antecedentes penales, fue trasladado a la ciudad de Mercedes donde la Fiscalía Departamental de 2º turno y el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 1º turno, decretaron la formalización y condena de Marco Antonio Cisnero Gamboa, como autor penalmente responsable de un delito de contacto por medios informáticos con persona menor de edad para que realice actos de connotación sexual en reiteración real con un delito de amenazas especialmente agravadas, a la pena de dos años y dos meses de penitenciaría.