En sentencia de segunda instancia condenaron a un hombre a 9 años de penitenciaría por delitos de rapiña y suministro de estupefacientes.

En sentencia de segunda instancia condenaron a un hombre a 9 años de penitenciaría por delitos de rapiña y suministro de estupefacientes.

La Fiscalía Departamental de Rivera de 3º turno, a cargo de la fiscal Stella Alciaturi, logró la condena de P.S.E.V. como autor penalmente responsable de dos delitos de rapiña especialmente agravados y un delito de suministro de estupefacientes en régimen de reiteración real a la pena de nueve años de penitenciaría.

El pasado 13 de marzo, la Fiscalía -en ese momento a cargo de Bárbara Zapater junto a la fiscal adscripta Yhoyse Delgado- logró probar plenamente la participación del condenado en dos rapiñas ocurridas los días 20 y 21 de julio de 2019, y el suministro de estupefacientes por parte del mismo. El Juez de Primera Instancia determinó su condena, decisión que fue apelada por la Defensa.

CLINICA CAPILAR DR. LUIS PALMARINO
CLINICA CAPILAR DR. LUIS PALMARINO

En cuanto a los hechos imputados, las rapiñas fueron cometidas con pocas horas de diferencia y el imputado usó prácticamente las mismas ropas. Se comprobó que ambas fueron realizadas por un sujeto masculino de idéntica complexión física, quien portaba mismo casco, buzo y vehículo birodado.

Se constató que la moto había sido prestada por un testigo a cambio de sustancias estupefacientes suministradas por el imputado. En la finca de ese hombre fueron incautadas también las prendas mencionadas, según lo releva el informe de la policía brasileña. El buzo se distingue por su particular color bordó y se evidenció que el imputado lo vestía en una fotografía hallada en su propio teléfono celular. En la vivienda del imputado fue incautado un bolso color verde con inscripciones distintivas como el utilizado en la rapiña del 20 de julio de 2019. Además, se incautaron otros objetos como dos balanzas de precisión, municiones y un revólver.

En lo que respecta al suministro de estupefacientes, la prueba surge de escuchas telefónicas de conversaciones del imputado -donde se habla de la venta de cogollos de marihuana- y de la declaración del dueño de la moto, a quien el primero le suministra estupefacientes a cambio de la misma, siendo esta la que utiliza luego para cometer las rapiñas.

ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

La fiscal Alciaturi entiende que los esfuerzos de poner en duda estos hechos son insuficientes siendo correcta la valoración del Juez de Primera Instancia, dado que fueron probados plenamente los hechos acreditados y los delitos cometidos por el imputado, por lo que solicitó al Tribunal de Apelaciones el rechazo del recurso interpuesto y la confirmación de la sentencia de Primera Instancia en todos sus términos.

Los Ministros Daniel Tapie Santarelli y José Balcaldi Tesauro, integrantes del Tribunal, hicieron lugar al pedido de la Fiscalía y confirmaron la sentencia como se había decretado en Primera Instancia.