“España os pide perdón”, campaña creada por el artista español Abel Azcona, abre el debate sobre el colonialismo español en América. La actriz de “La casa de papel” Alba Flores, se sumó a la campaña y generó polémica.

“España os pide perdón”, campaña creada por el artista español Abel Azcona, abre el debate sobre el colonialismo español en América. La actriz de “La casa de papel” Alba Flores, se sumó a la campaña y generó polémica.


España os pide perdón es una obra instalativa y conceptual creada por Abel Azcona para ser instalada en veintidós espacios de arte y museos de arte contemporáneo de ciudades como La Habana, Ciudad de México, Bogotá, Lima, Caracas, Buenos Aires, Santiago de Chile, Ciudad de Guatemala, Montevideo, La Paz, Ciudad de Panamá, Tegucigalpa, Santo Domingo, Quito o Cuenca, entre otras.

Desde el año 2018 al año 2022, en diferentes etapas, Azcona crea esta obra política en la que nos plantea una reflexión directa sobre la postura actual de su país de origen ante el colonialismo. Mediante cartelería en varias de las ciudades colonizadas e instalaciones, pancartas, anuncios, performance y pintadas en las propias fachadas de los museos más importantes de cada capital latinoamericana.

En la primera acción Azcona llevó a cabo, durante un espacio de tiempo superior a las cuatro horas, la lectura performativa de un texto de noventa y dos hojas, en la que se escuchaba de forma continua y reiterada la cita España os pide perdón. Con ocasión de su invitación a presentar su obra en el Museo de la Ciudad de México dos meses más tarde, se instaló una lona con la misma oración. Además, el artista diseñó una pieza en la que su cuerpo, en el centro del Museo, se encontraba rodeado de niños que sostenían un arma de fuego en sus manos, apuntándole. La instalación de Azcona y los niños tuvo lugar el día de la inauguración. La lona fue retirada un mes después y unos días a continuación el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, realizó una rueda de prensa donde exigió públicamente el perdón de España. Desde la segunda exposición hasta mediados de 2020, la obra ha sido expuesta de diversas formas. En mayo de 2020, el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá pintó su fachada con la instalación del mismo lema – España os pide perdón- durante dos meses, en el centro de la ciudad de Bogotá.

Azcona consigue que esta cita permanezca durante meses en el epicentro de cada ciudad, creando una crítica y abriendo un debate social. La obra ha sido criticada por sectores conservadores españoles contrarios al posicionamiento y al discurso político que la pieza implica.

El artista  Abel Azcona despeja las dudas sobre España os pide perdón, mensaje que ha emplazado por estos días en las calles de La Habana: “Este proyecto es anticolonialista, ese es el debate”, dijo en declaraciones al DIARIO DE CUBA.

Abel Azcona (Madrid, 1988) trabaja desde su experiencia vital. “Hablo de mi obra en primera persona, de mi experiencia como superviviente. Siempre he trabajado el arte como herramienta crítica y política. Yo nací como objeto político, mi madre era una prostituta heroinómana y me intentó abortar hasta en tres ocasiones y no se lo permitieron, por la herencia católica de mi país. Desde esa herencia católica a mí me obligaron a nacer. Al no haber esa revisitación de esa memoria personal, en España tampoco hay una revisitación de la memoria histórica.”

ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

“Creo en la reparación, en reconstruir la historia desde una forma de reparación. En mi caso personal, con mi herencia materna, he aprendido a reconstruir mi vida desde un espíritu resiliente y crítico. Y creo en el arte como herramienta de catarsis y empoderamiento. En el caso de España os pide perdón no deja de ser un proyecto que tiene esas conexiones con mi vida en el punto de vista de necesidad de reparación”, señala, y comenta que además tiene el componente “crítico, irónico y provocador” que está presente en toda su obra.

El creador realizará este proyecto en 25 ciudades de América Latina. Aparte de Cuba, la obra ya ha llegado a Colombia, México y Argentina. Lo que persigue es “abrir un debate” que se divide en dos: “por un lado la extrema derecha española, que tiene una postura de que todo se hizo perfectamente en el colonialismo, y se conquistó de una forma muy amable y amorosa, y la conquista fue lo mejor que le ha pasado a Latinoamérica… Una lectura totalmente sesgada de lo que fue un genocidio. Y luego, por otro lado, está la crítica de los pueblos indígenas, que un perdón ahora les sabe a poco”, señala Azcona.

Para el artista este debate, que debía estar cerrado tras 530 años, no lo está porque aún existen avenidas en ciudades como Madrid y Barcelona con los nombres de Pizarro y Colón, y por ser el 12 de octubre la fecha en que se celebra la Fiesta Nacional de España.

“A veces hay que reabrir la historia, reconstruirla y repararla en común… Desde luego, la palabra ‘perdón’ tiene esa parte irónica de que el perdón muy cristiano y muy católico, y justamente esa herencia de esta invasión que fue patriarcal, evangelizadora, católica… Utilizar esta palabra que ellos mismos usan con un afán católico, me parecía que tenía ese punto de doble sentido. Me parece una metáfora bella”, señala, e igualmente afirma que utilizó “el nombre de España” como “una provocación de base”, ya que es la extrema derecha, en su opinión, quien usa “el nombre de España” para todo.

Azcona genera polémica con sus propuestas, que le han acarreado hasta litigios con la justicia. Por Amén, donde escribió la palabra “Pederastia” con 242 hostias consagradas, Abogados Cristianos presentó una querella acusándolo de un presunto “delito de profanación y un delito contra los sentimientos religiosos”. En 2016 también tuvo que declarar ante un juzgado de Pamplona por esa misma obra, pero el juez archivó la causa. “Ahora tengo seis o siete querellas abiertas de denuncias judiciales por proyectos artísticos”, indica y acota que varios partidos de ultraderecha quieren demandarle por esta nueva obra. “Si eso tiene que ser parte del debate, parte del proyecto artístico, pues lo será”.

El artista español ha visitado Cuba en cuatro ocasiones y tiene contacto con artistas cubanos, lo que le ha facilitado coordinar el trabajo en plena pandemia del Covid-19. “He tenido la suerte de contar con varios artistas locales”.

El movimiento tuvo una alta repercusión y el pintor dejó su mensaje en las capitales más importantes del continente como un reclamo al genocidio sobre los pueblos originarios americanos por parte de la civilización europea. La propuesta tuvo muchos adeptos en España, entre ellas la intérprete de Nairobi, Alba Flores.

Muchos aficionados compartieron la foto de Alba Flores, actriz de “La Casa de Papel” con la camiseta para elogiar no sólo sus dotes actorales, sino también sus ideales. Sin embargo, no faltaron quienes la criticaron y mostraron su descontento con el mensaje para comenzar un debate histórico sobre el tema. 

Como dijera un amigo madrileño: “Hastalogo”.

fuente:Diario de Cuba/Spoiler