El líder de la lista de Cabildo Abierto mas votada en el departamento de Rocha, renunció a la misma, y denuncia que el partido se maneja de manera vertical, “por órdenes militares”, y agrega que “acomodaron a los militares, y a los que laburamos nos tiraron para afuera”.

 

El líder de la lista de Cabildo Abierto mas votada en el departamento de Rocha, renunció a la misma, y denuncia que el partido se maneja de manera vertical, “por órdenes militares”, y agrega que “acomodaron a los militares, y a los que laburamos nos tiraron para afuera”.


En la edición de hoy miércoles 4 de Noviembre, El País publicó que que el empresario y comunicador Sebastián Martínez, excandidato rochense a diputado que más votos ha reunido para Cabildo Abierto, presentó el viernes su renuncia al partido. “Renuncié por la verticalidad. Ahí todo marcha por órdenes militares. Y acomodaron a todos los militares, coroneles, tenientes coroneles. Y a los que laburamos y le metimos para adelante nos tiraron para afuera”, dijo el exaspirante a legislador a El País. Eduardo Radaelli, titular de la comisión electoral del partido, sostiene que su relato es falso.

Martínez es el director de la FM Cadena del Sol, conductor de “Pan y circo”, un programa diario matutino “con música, información y humor”, pero además tiene otros emprendimientos. En las elecciones nacionales, Martínez quedó con la ñata contra el vidrio de la Cámara de Diputados. Dice que le faltaron 80 o 90 votos para lograr una tercera banca para el departamento. “Al filo quedé”, insiste quien logró 4.892 sufragios de los 10.553 que obtuvo Cabildo en Rocha.

Tras las elecciones nacionales y el balotaje, llegó el momento de definir la estrategia del partido para competir en las departamentales. El 5 de enero se reunieron los convencionales en la ciudad de Castillos para resolver quién o quiénes serían los candidatos a intendente y allí comenzó el desencanto. Guido “Manini quería poner como candidato a la intendencia a un amigo de él”, denuncia Martínez.

Según informó El País en su momento, en diciembre el excomandante en jefe del Ejército envió un mensaje de WhatsApp a sus seguidores en el que decía: “La idea nuestra es impulsar la candidatura de Roberto Rodríguez de Almeida, un amigo, compañero de toda la vida, que hace más de 40 años que conozco”.

Martínez recuerda que los convencionales votaron en Castillos, pero que ni él ni Juan Jara (con quien fundó la lista 11.820) apoyaron a Rodríguez Almeida ni a Martín Rodríguez, el comerciante que en definitiva compitió en setiembre por Cabildo Abierto, aunque dentro del lema Partido Nacional. También cuenta lo que dijo Radaelli, presidente de la Junta Departamental de Cabildo Abierto en Montevideo y titular de la comisión electoral del partido, luego de que Rodríguez fuera electo por los convencionales.

“Radaelli dijo que se iba a votar de nuevo hasta que ganara el candidato que quería Guido, que era el amigo. Estaban Radaelli y la abogada Sandra Chá. Eran los que manejaban la convención a gusto de ellos, desde afuera, porque no eran convencionales”, denuncia.

Unos días después, Martínez mandó un mensaje a un grupo de WhatsApp en el que estaban los convencionales rochenses y Radaelli, entre otros. “Esto no es Venezuela para votar tres o cuatro veces hasta que gane el candidato de Maduro”, decía su mensaje (siempre según su relato). “Y esa fue la sentencia de muerte mía en Cabildo Abierto, porque me tomaron como traidor”, agrega.

El candidato a diputado fue llamado entonces al Tribunal de Ética de su partido, al que concurrió en febrero. “Era tipo tribunal de honor militar, faltaban los fusiles nomás”, denunció. Según dice, cuatro personas integraban el tribunal, entre ellos, Chá y el senador Raúl Lozano.


ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

Unas semanas después, dice Martínez, Manini le transmitió a Rodríguez y a Jara que él estaba suspendido, que no podía hacer campaña para las elecciones municipales. El candidato se comunicó entonces con el líder de su partido. “En febrero hablé con Guido y le dije: ‘me separé, está andando mal la empresa de los taxis, está andando mal la empresa de las perforaciones, la radio no me da, preciso que me des aunque sea para barrer en cualquier lado’”. Pero no recibió la respuesta que esperaba. “A todos los que acomodó fueron militares”, alerta Martínez, que repasa algunos casos concretos.

         


“Si Manini se sacara a toda la gente que tiene alrededor, era presidente en el 2024. Es buena gente; lástima con quién se rodeó”, opina.

Radaelli advirtió a El País que el relato de Martínez no es cierto. “Se hizo un cabildo departamental y ahí se expusieron las dos posturas y ganó la opción de apoyar a Rodríguez. Y no se votó absolutamente más nada, tal es así que la persona que quedó fue Rodríguez. No hubo ninguna votación más”.

Y agregó: “Además recuerdo que Martínez se excusó de participar en ese cabildo departamental por problemas particulares. O sea el no estuvo en dicho evento. Existen las actas correspondientes que lo prueban”.


Fuente: elpais.com.uy