Trece personas condenadas por explotación sexual infantil en Paysandú, nueve de ellas cumplirán 2 años de pena en la comodidad de sus hogares

 


Trece personas condenadas por explotación sexual infantil en Paysandú, nueve de ellas cumplirán 2 años de pena en la comodidad de sus hogares.

.

La investigación inició meses atrás y fue llevada adelante por el Departamento de Inteligencia de Paysandú en conjunto con el Departamento de Hechos Complejos, la Brigada Departamental Antidrogas y Fiscalía, y permitió establecer que dos adolescentes eran víctimas de explotación sexual por parte de personas mayores.

Tras varios allanamientos realizados ayer se detuvo a diecisiete personas y se incautaron veinte celulares, dos tablets, un revólver calibre 38 con 20 municiones, 300 gramos de cocaína y 18.000 pesos.


En las últimas horas de ayer, el Juzgado Penal de 4to. Turno dispuso la condena de trece personas: diez resultaron condenadas mediante proceso abreviado, una de ellas a tres años y tres meses de prisión efectiva por reiterados delitos de retribución o promesa de retribución a personas menores de edad o incapaces para que ejecuten actos sexuales o eróticos de cualquier tipo y reiterados delitos de contacto a través de medios informáticos, y nueve resultaron condenadas a dos años de libertad a prueba,

Además, se formalizó a dos personas con prisión preventiva por 180 días y a cuatro con medidas limitativas.


ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           


Cabe destacar que se dispuso para los condenados, tal como lo determina el Registro Nacional de Violadores y Abusadores Sexuales, la pérdida o inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad o tenencia de niños, niñas y adolescentes o personas con discapacidad, así como la inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas o privadas, en el área educativa, de la salud y todas las que impliquen trato directo con menores, personas con discapacidad o mayores en situación de dependencia, cargos públicos o privados por el término de 10 años, y efectuar una reparación patrimonial para las victimas por un monto equivalente a doce salarios mínimos.