Argentina despide al ídolo de multitudes Diego Armando Maradona. Durante el velatorio en Casa Rosada, se produjeron incidentes en Plaza de Mayo

 


Argentina despide al ídolo de multitudes Diego Armando Maradona. Durante el velatorio en Casa Rosada, se produjeron incidentes en Plaza de Mayo.

Diego Armando Maradona nació en Lanús, el 30 de octubre de 1960, en el Hospital Evita de Villa Fiorito.

Fue el quinto de los ocho hijos de Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, conocida como Tota. Se crió en Villa Fiorito, provincia de Buenos Aires, entre los potreros y la pobreza.

“Crecí en un barrio privado de Buenos Aires… Sí, privado de agua, de luz, de teléfono” diría años mas tarde Diego Maradona.

Se inició en el mundo del fútbol a los nueve años, en un equipo infantil, Los Cebollitas. A los dieciséis ya era convocado por la selección argentina. En 1979 fue elegido mejor jugador sudamericano del año.

Su debut en primera división tuvo lugar el miércoles 20 de octubre de 1976. Fue con el Argentinos Juniors, con la camiseta número 16, metiendo un caño en la primer pelota que toca. Recibían a Talleres de Córdoba, el partido terminó 0-1 y ese día sería histórico para el fútbol argentino.

Su primer momento duro fue el 19 de mayo de 1978, cuando César Luis Menotti no le convocó para jugar el Mundial Argentina 1978.

Selección juvenil

Después fue convocado por la Selección juvenil, desembarcó en Japón, los tres partidos de la ronda inicial fueron en Omiya. Diego era el capitán y el equipo lograba un muy buen nivel derrotando 5-0 a Indonesia, 1-0 a Yugoslavia y 4-1 a Polonia. La campaña fue implacable, a estos tres triunfos siguieron otros tres, 5-0 a Argelia, 2-0 a Uruguay y 3-1 a la Unión Soviética. Diego convertía 6 goles en 6 partidos.

Boca Juniors

Fue fichado por el Atlético Boca Juniors, pero era requerido por el Barcelona y el River Plate, pero fue fiel a su equipo. El 22 de febrero de 1981 tuvo lugar su debut, marcándole dos goles a Talleres de Córdoba. El 12 de abril Diego juega el primer clásico, era una noche lluviosa en La Bombonera y derrotan a River 3-0 con un golazo suyo. Finalmente, Boca salía campeón de la mano de Diego Armando Maradona.

FC Barcelona

A pesar de todas estas experiencias, su paso por el Barcelona no tuvo un carácter tan agradable. Durante su permanencia en el equipo español, sufrió una hepatitis y una fractura. Su debut oficial sucedió el 5 de septiembre de 1982 marcando un gol en la derrota contra el Valencia.

Nápoles

Tras abandonar el Barcelona, pasa a Italia para jugar en el Nápoles. Debutó el 22 de agosto de 1984 en un San Paolo repleto por la Copa de Italia, ganando 4-1 con un gol suyo.

Mundial de México

Con la llegada del Mundial de México de 1986 se consagró a sí mismo como uno de los que pasarían a hacer historia. El debut fue con un triunfo 3-1 contra Corea del Sur el 3 de junio. Tres días después, con un gol de Maradona, empatan 1-1 contra Italia. El 11 de junio, Argentina 2 – Bulgaria 0, Diego no hace goles, cinco días más tarde derrotan a Uruguay por la mínima diferencia en un partido bastante duro, donde le anulan un gol a Diego por supuesta mano.

La mano de Dios

El 22 de junio de 1986 fue el gran día, Argentina – Inglaterra, Diego realiza un gol fantástico partiendo de atrás de mitad de cancha y gambeteando a todo lo que se le cruzaba por adelante. No hay que olvidarse del famoso primer gol contra los ingleses, “la mano de Dios“. El 25 de junio vencen a Bélgica 2-0 con dos goles de Maradona y la consagración es el 29 de junio al derrotar 3-2 a Alemania en la final del Mundial México ’86. Argentina se proclamó campeón del mundo.

Después de mucho éxito y reconocimiento social, su carrera deportiva se vio afectada en 1991 al ser acusado de consumir drogas siendo expulsado del Nápoles.

Sevilla

En el año 1992 regresa a España para jugar, pero ahora en el Sevilla de Carlos Bilardo. Su paso por el club no fue nada bueno, no estaba en buena forma física y juega 25 partidos, marcando solo cuatro goles.

Un año después llega a Newell’s Old Boys dónde solo juega cuatro partidos sin marcar goles en un paso fugaz por dicha institución.

Suspensión

Llegó el mundial de 1994 en los Estados Unidos. Para este, Maradona se preparó muy bien, estaba en línea y con muchas ganas de cumplir un gran papel, pero dio positivo en el test antidoping después del partido contra Nigeria y se descubrió que había consumido “ephedrina“, sustancia no permitida por la FIFA.

Se le suspendió por un año con la prohibición de jugar al fútbol. Así la selección argentina, que gracias a Maradona tenía un buen equipo con buenas posibilidades de ganar el mundial, sin su capitán fue derrotada.

Regreso a Boca Juniors

En 1995, Diego regresa al equipo de sus amores, el Boca Juniors. Su regreso al gol fue el 15 de octubre nada más ni nada menos que contra su Argentinos Juniors, ganándole 1-0. En este paso por su querido club jugó 29 partidos marcando 7 goles entre 1995 y 1997.

Retirada

El 25 de octubre de 1997 fue la última vez que Diego jugó profesional y oficialmente al fútbol, fue el clásico contra River donde Boca lo derrotó 2-1.

En diciembre de 1999 Maradona recibió los premios Clarín y Olimpia al mejor deportista argentino del siglo.

Fue cinco veces máximo goleador y obtuvo diez títulos: Boca (1981), Barcelona (Copa del Reu 1983), Nápoli (scudetto 1987 y 1990; Copa Italia 1987, Copa UEFA 1989 y Supercopa italiana 1991), Selección argentina (Mundial juvenil 1979, Mundial de México 1986 y Copa Artemio Franchi 1993). Jugó 90 partidos oficiales con la celeste y blanca y marcó 33 goles, 8 de ellos en mundiales.

El Centro Cultural Néstor Kirchner homenajea a Diego Maradona

Seleccionador

En octubre de 2008, fue presentado como nuevo director técnico de la Selección de fútbol de Argentina y fue vicepresidente de Consejo de Fútbol de Boca Juniors de junio de 2005 hasta agosto de 2006.

Desde el 28 de marzo de 2009 y hasta el último partido en el Mundial de Sudáfrica, el 3 de julio de 2010, fue Director Técnico de la Selección Argentina.

Después dirigió al equipo del Al Wasl de Dubái de mayo de 2011 a julio de 2012.

En 2017, fue fichado entrenador por el Fujairah, pero dejó de serlo antes de finalizar la temporada. En mayo de 2018, se presentó como presidente del club bielorruso Dynamo Brest.

En septiembre de 2018, fue nombrado entrenador del club mexicano Dorados de Sinaloa. En junio de 2019, comunicó a los Dorados, de la Segunda División de México, que no seguiría como su entrenador por consejo médico debiendo someterse a dos operaciones: de hombro y de rodilla.

Familia

Casado con Claudia Villafañe de 1984 a 2004, es padre de Diego Sinagra, Giannina Dinorah, Dalma Nerea y Diego Fernando Maradona.

En 2015, demandó a su exesposa Claudia Villafañe; por fraude, estafa y malversación de patrimonio.


ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           


La despedida a Maradona comenzó en la Casa Rosada, donde descansaban los restos del Diego en una Capilla Ardiente abierta para el público. Por allí se pasaron cientos de aficionados para presentar sus respetos al 10, y todavía más se quedaron sin poder hacerlo. Las colas eran interminables y el tiempo pasaba… incluso la familia, que quería cerrar el velorio a las 16:00, terminó aceptando alargar la situación hasta las 19:00. Finalmente, ni tanto. Porque los altercados ensuciaron un día histórico: golpes, carreras, heridos, pelotazos de goma, gas pimienta, fans saltando vallas, colándose en la Casa Rosada… incluso, por motivos de seguridad, el cuerpo de Maradona tuvo que ser trasladado. No se llegó a las 19:00 porque no merecía la pena: para atender a todos harían falta otros 60 años, y ni el Diego puede esperar tanto.


Con más de 1000 encargados de que todo saliese bien, el auto fúnebre arrancaba para Jardines Bella Vista con hinchas animando en cada esquina: camisetas de todos los colores, bufandas, banderas, tambores. El Diego se fue acompañado, jaleado. Igual que vivió, dio su último viaje hacia el cementerio. La gente siempre fue suya y en esta ruta final la autopista lo demostraba: coches parados, gente en la carretera, el peaje paralizado, los puentes llenos… todo por Maradona, que tardó en llegar (el auto fúnebre se equivocó de ruta) pero ya descansa con su madre y con su padre. Hasta el entierro fue retransmitido, gracias a varios drones. Maradona estuvo acompañado hasta el último segundo, pero ya de sus familiares y círculo más cercano. Aquellos que estuvieron con él en sus últimos días lo acompañaron solemnemente para que descansase en paz para siempre. Adiós, Diego. El fútbol no te olvidará nunca.


El escritor Roberto Fontanarrosa habló de Diego Maradona. En su libro No te vayas campeón escribió “La primera vez que lo vi fue cuando jugaba para Argentinos, en el Parque Independencia. Hubo algo que me impresionó de él en ese partido, además de su melena enrulada, y era que jugaba como lo haría un veterano, o al menos eso me pareció aquella tarde”.

Y también: “El encuentro de Maradona y Brindisi en Boca fue como el encuentro de dos almas gemelas, de dos espíritus sensibles a quienes, en algún momento, el destino habría de juntar en una comunión digna de ser cantada por Armando Manzanero“.

En 2004, cuando Maradona estuvo muy mal, Roberto Fontanarrosa lanzó su definición esperanzada:  “Es Diego. No lo den por vencido ni aun vencido. Recuerden que humilló al pirata inglés dejando a varios de ellos despatarrados por el piso. Recuerden que demostró que la mano es más rápida que la vista. Y que salía entre cuatro con el balón pegado a su zurda mágica, y sacando la lengua, como burlándose. Recuerden eso.”

Se repite, se manda por Whasapp, se copia en Facebook. La frase es “Qué me importa lo que Diego hizo con su vida, me importa lo que hizo con la mía” y aparece como de Roberto Fontanarrosa, el autor rosarino que este jueves cumpliría 76 años.

Fuentes: Clarín / Marca / Crónica Tv