Esta mañana encontraron el cuerpo sin vida de un joven de la frontera Chuy que estaba desaparecido desde el pasado lunes

 


Esta mañana encontraron el cuerpo sin vida de un joven de la frontera Chuy que estaba desaparecido desde el pasado lunes.

Desde el pasado lunes 23 de noviembre, un joven vendedor ambulante de la ciudad fronteriza de Chuy, desapareció de su hogar y los lugares que frecuentaba. La última vez que se lo vio fue a las 18 horas de ese día. Se trataba de Carlos Ariel Fernández Rodríguez, de 29 años, oriental y residente en Chui Brasil.

El joven vivía en Vila América, al momento de desaparecer no dejó rastro alguno, en su hogar quedaron sus documentos y una moto de su propiedad. Desde ese día, familiares, amigos y autoridades policiales de ambos lados de la frontera lo buscaban. También se informó a Interpol.

En la mañana de hoy sábado 28 de noviembre, fue encontrado el cuerpo de una persona en una zona rural entre Chui y Santa Victoria Do Palmar. El lugar es popularmente conocido como “Granja de Leyla”, el cuerpo estaba en un canal de riego de arroz, tratándose del infortunado joven que era intensamente buscado.

Ariel Fernández Rodríguez, de 29 años, era vendedor ambulante en la Avenida Internacional. Quienes lo conocían dan testimonio que era una persona honesta y trabajadora, además de buen padre que siempre se preocupaba por su pequeña hija de tan solo 6 años de edad. Extraoficialmente se maneja la información aportada por vecinos de la frontera, que aseguran que este joven habría tenido diferencias con un masculino residente en el lado uruguayo, por una relación amorosa con una mujer.


ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           




Las autoridades de la Brigada Militar de Chui trabajan en el caso, tratando de establecer las causas del fallecimiento. El cuerpo se encontraba en posición decúbito ventral, y estaba con ropa. Se estima que el deceso data de hace varios días, teniendo en cuenta el estado de descomposición en que fue encontrado.

Se encontró en su ropa, la cédula de identidd, las llaves de la moto, un reloj, el teléfono celular, y algo de dinero, lo cual hace presumir que el móvil del fallecimiento, en el hipotético caso de que se tratare de un homicidio, no sería el hurto. El cuerpo fue enviado a Río Grande para realizar las pericias tendientes a determinar las causas de la muerte.

En estos momentos la población de la frontera está conmovida por la triste noticia, ya que este joven era muy querido a ambos lados de la línea divisoria. Desde Reportes Uy enviamos nuestras condolencias a familiares, amigos y conocidos de Carlos Ariel Fernández Rodríguez. Que haya paz en su tumba.