Día Internacional de la Mujer: Mujeres Rurales del Uruguay dicen que están “Entre machismo, inequidad, explotación y militancia”.

Día Internacional de la Mujer: Mujeres Rurales del Uruguay dicen que están “Entre machismo, inequidad, explotación y militancia”.

Rita Sánchez nación en Young (Río Negro) y desde hace 18 zafras trabaja envasando naranjas, limones y mandarinas para exportación con destino a diversos mercados del exterior. También trabajó en limpieza y en tareas de campo. Eso lo aprendió de sus papás que trabajaron en diversas tareas rurales en estancias del departamento. «Es lo que podemos hacer acá, porque mucho trabajo no hay». Rita tiene cinco hijos, es la presidenta del sindicato de la empresa en la que trabaja y para ella el 8M es un día en que hay que insistir en el reclamo por la equidad y la igualdad de derechos. «No hay igualdad de derechos ni en el ámbito laboral ni adentro de las casas, eso se arrastra de hace años».





En atención a la emergencia sanitaria vigente y a la responsabilidad en el cuidado de la salud de nuestros afiliados que son población de riesgo, COMERO reincorpora de forma provisoria el servicio de entrega de medicación a domicilio para usuarios que cumplan los siguientes requisitos:

1- Pacientes mayores de 65 años.

2- Medicamentos incluidos en boleta de crónico y controlados de uso habitual.

3- Pago electrónico (Tarjeta de debito o crédito).

El usuario que quiera hacer uso del servicio deberá llamar a farmacia del Sanatorio Rochense (Tel: 4472 9074 interno 367) de lunes a viernes de 7 a 14hs.

La medicación será entregada de 15 a 19hs en el domicilio del usuario.

De todos modos, Rita valora ciertos avances logrados en los últimos años. «Ahora tenemos sindicatos fuertes, las mujeres militamos y nos hacemos escuchar, pero antes había muchas más barreras». Rita Sánchez es la presidenta de la Cooperativa de Trabajadores del Citrus (COTRACITRUS) de San Miguel. Y asegura que los trabajadores sindicalizados la respetan porque «tal vez es un ámbito donde hay mayor conciencia» aunque «nunca falta el que piensa que una por ser mujer no está a la altura de los varones».

Rita Sánchez y Mercedes Lanz

Mercedes Lanz nació en Montevideo pero vive y trabaja en el pueblo Gallinal de Paysandú. Trabaja en una chacra junto a otras mujeres que se dedican a la cosecha, mantenimiento, poda  y diversas tareas. «Pero como en muchos otros ámbitos, los trabajos mejor remunerados los tienen los hombres. A las mujeres nos ubican en el montón, los cargos son para los hombres, eso es parte del machismo estructural».  

Lanz considera que ya es tiempo que los llamados para cubrir vacantes dejen de discriminar a las personas y que coloquen el hincapié en la capacidad para el cargo. «No se puede creer que se siga discriminando por sexo; sabemos que si sos mujer tenés menos chance y ni te dijo si sos trans o lo que quieras ser. Para realizar un trabajo no te deberían discriminar por ser mujer, ni hombre, ni porque votaste a tal o cual partido, son cosas que deberían estar superadas pero no lo están».




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           

Rita pertenece a la Unión de Trabajadores Rurales y Agroindustriales del Uruguay (UTRAU) y desde su perspectiva, las inequidades atraviesan el país y si bien cree que en el interior la problemática puede ser más compleja que en Montevideo dice que la tecnología y la inmediatez de las comunicaciones ha mejorado la visibilización de algunas problemáticas específicas que viven las mujeres rurales. «La tecnología ayudó bastante a que nuestra voz sea escuchada, o al menos, conocida. Claro, si nos tienen o no en cuenta, es otro cantar. Pero hemos avanzado algo, no mucho, pero algo claramente hemos avanzado».

Lanz dijo que la pandemia fue un retroceso para la realidad de las mujeres rurales, especialmente en relación a las que padecen violencia dentro de sus hogares. «Eso fue muy claro. De todos modos, ahora podemos denunciar más, tenemos más espacios de denuncia, nos escuchan un poco más y hay dónde recurrir, en estos años se crearon espacios, herramientas, la tecnología también nos abrió puertas y nos acercó a los sitios de denuncia, algo hemos avanzado en estos años aunque nos falte mucho y las mujeres rurales tengamos que insistir, hablar más, militar más, compartir más experiencias y acercarnos más».

Por último, Rita dijo estar convencida que las nuevas generaciones serán las que construirán un mundo mejor y que el 8M es «una gran oportunidad» para hablar de estos temas con sus hijas e hijos. «Ellos y ellas cambiarán el mundo, que no les quepa duda».