Un hombre de de 27 años fallecido por COVID en Melo no creía en el virus, su pareja está en CTI

Un hombre de de 27 años fallecido por COVID en Melo no creía en el virus, su pareja está en CTI, el fallecido padecía obesidad mórbida.





En atención a la emergencia sanitaria vigente y a la responsabilidad en el cuidado de la salud de nuestros afiliados que son población de riesgo, COMERO reincorpora de forma provisoria el servicio de entrega de medicación a domicilio para usuarios que cumplan los siguientes requisitos:

1- Pacientes mayores de 65 años.

2- Medicamentos incluidos en boleta de crónico y controlados de uso habitual.

3- Pago electrónico (Tarjeta de debito o crédito).

El usuario que quiera hacer uso del servicio deberá llamar a farmacia del Sanatorio Rochense (Tel: 4472 9074 interno 367) de lunes a viernes de 7 a 14hs.

La medicación será entregada de 15 a 19hs en el domicilio del usuario.

Durante una semana tuvo síntomas y no quiso consultar al médico, incluso firmó para no ser hisopado.

El viernes 19 de marzo se computaron 11 fallecimientos por coronavirus en Uruguay. Dentro de lo triste y habitual de la noticia, había un fallecimiento que llamaba la atención: el de un joven de 27 años en Cerro Largo.

El hombre se había negado a recibir asistencia durante varios días pese a tener claros síntomas de la enfermedad, las autoridades de Cerro Largo confirmaron que el joven se negó a recibir atención, incluso firmó un documento en el que aseguraba no querer hisoparse.




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           


 La secretaria de la intendencia de Cerro Largo Graciela Etchenique dijo que el muchacho, al igual que mucha gente, no cree en el coronavirus,cree que es una gripe, una enfermedad pasajera a la que no hay que darle importancia, empezó con síntomas de resfriado pero no quería ni hacerse el hisopado.

Alejandra Rivero del sistema de emergencias de Cerro Largo dijo que el joven y toda su familia tenían la convicción que el COVID es un invento político,el hombre presentó síntomas durante una semana y su situación se agravó, pero “mientras tuvo posibilidad de decidir, siempre dijo que no” quería atención médica, días después, la familia logró “a prepo” convencerlo de hacerse hisopar y resultó positivo, cuando su situación era grave, la familia lo internó pero era tarde, y murió, su pareja, una joven de 26 años que no tiene comorbilidades, también cursaba la enfermedad sin consultar a los médicos.