Fiscalía retorna paulatinamente a la actividad y reabre la agenda a partir del 23 de mayo.

Fiscalía retorna paulatinamente a la actividad y reabre la agenda a partir del 23 de mayo.


La Fiscalía General de la Nación dictó una nueva resolución en la que se establece el retorno paulatino a la presencialidad. La institución se encontraba desde abril con un régimen extraordinario, que implicó la prórroga en las agendas y la supresión de la recepción de denuncias en dependencias fiscales.






En atención a la emergencia sanitaria vigente y a la responsabilidad en el cuidado de la salud de nuestros afiliados que son población de riesgo, COMERO reincorpora de forma provisoria el servicio de entrega de medicación a domicilio para usuarios que cumplan los siguientes requisitos:

1- Pacientes mayores de 65 años.

2- Medicamentos incluidos en boleta de crónico y controlados de uso habitual.

3- Pago electrónico (Tarjeta de debito o crédito).

El usuario que quiera hacer uso del servicio deberá llamar a farmacia del Sanatorio Rochense (Tel: 4472 9074 interno 367) de lunes a viernes de 7 a 14hs.

La medicación será entregada de 15 a 19hs en el domicilio del usuario.

El nuevo régimen de trabajo establece que las agendas de las unidades fiscales deben fijarse para fechas a partir del 23 de mayo. A partir de esa fecha el horario de atención al público será de 11:00 a 16:00 horas y la recepción de denuncias de 11:00 a 15:00 horas.  

En todos los casos se atenderá exclusivamente por agenda previamente establecida, debiéndose coordinar la misma en Montevideo a través del teléfono 1985-1919. En las sedes del interior del país,  la coordinación de la agenda debe hacerse al teléfono de cada oficina. Los contactos de las sedes fiscales del interior están disponibles en la web de Fiscalía. 





ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           

Para que la institución esté preparada para hacer frente a esta nueva modalidad, a partir del 18 de mayo los funcionarios administrativos en las sedes de Montevideo y el interior del país el jefe administrativo deberá organizar turnos laborales rotativos semanales con al menos el 50% del personal de cada oficina en forma presencial, asignando a los funcionarios que no concurran las tareas que deberán realizar en modalidad de teletrabajo.

Los equipos fiscales que se encuentren de turno deberán organizar el trabajo de manera que uno de sus integrantes pueda realizar tareas de teletrabajo para preservarlo, debiendo el resto concurrir en forma presencial. Aquellos que no se encuentren de turno no están obligados a concurrir a sus despachos y realizarán teletrabajo, sin perjuicio del cumplimiento de agendas establecidas y las audiencias judiciales fijadas.