Siniestro de tránsito fatal en ruta 10, falleció una niña de tan solo 10 años de edad.

Siniestro de tránsito fatal en ruta 10, falleció una niña de tan solo 10 años de edad.


La Policía investiga las causas de un siniestro de tránsito fatal, ocurrido en la noche de este viernes sobre las 21 horas, en el kilómetro 228 de ruta 10, cerca del balneario La Pedrera.






En atención a la emergencia sanitaria vigente y a la responsabilidad en el cuidado de la salud de nuestros afiliados que son población de riesgo, COMERO reincorpora de forma provisoria el servicio de entrega de medicación a domicilio para usuarios que cumplan los siguientes requisitos:

1- Pacientes mayores de 65 años.

2- Medicamentos incluidos en boleta de crónico y controlados de uso habitual.

3- Pago electrónico (Tarjeta de debito o crédito).

El usuario que quiera hacer uso del servicio deberá llamar a farmacia del Sanatorio Rochense (Tel: 4472 9074 interno 367) de lunes a viernes de 7 a 14hs.

La medicación será entregada de 15 a 19hs en el domicilio del usuario.

En ese lugar, entraron en colisión frontal dos vehículos que circulaban sobre la mencionada ruta. En uno de ellos, viajaba un hombre y su hija menor de edad. En el otro vehículo, viajaba un hombre solo. A esa hora de la noche había una intensa nieba que dificultaba la visibilidad, tal vez esa sea una de las causas del siniestro fatal.

Como resultado de la violenta colisión, los tres ocupantes de ambos vehículos resultaron lesionados, y debieron ser trasladados de urgencia a la ciudad de Rocha. Al lugar del siniestro debió concurrir personal de Bomberos, Policía, y de la Salud.





ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           

Lamentablemente, la niña de tan solo 10 años de edad falleció en el centro asistencial, debido a las heridas recibidas. A esta hora la Policía estudia las causas del siniestro.

Se está solicitando precaución al circular por las rutas, ya que la niebla sigue siendo intensa, debido a las condiciones meteorológicas. Autoridades de Policía Caminera recomiendan circular a velocidad prudencial, y con las luces bajas encendidas, para no provocar encandilamientos.