Policía brasileña atrapó en un hotel de João Pessoa a Rocco Morabito, narcotraficante que se había fugado de Cárcel Central, en Montevideo.

Policía brasileña atrapó en un hotel de João Pessoa a Rocco Morabito, narcotraficante que se había fugado de Cárcel Central, en Montevideo.


Se acabó la fuga del supercorredor de drogas Rocco Morabito. Tamunga, como se le conocía entre Calabria y Milán donde dio sus primeros pasos como gran traficante. Fue localizado por los investigadores del ROS en el norte de Brasil, coordinados por los fiscales antimafia de Reggio Calabria y Turín, en Joao Pessoa, capital del estado brasileño de Paraíba, estaba junto a otro prófugo, Vincenzo Pasquino.






En atención a la emergencia sanitaria vigente y a la responsabilidad en el cuidado de la salud de nuestros afiliados que son población de riesgo, COMERO reincorpora de forma provisoria el servicio de entrega de medicación a domicilio para usuarios que cumplan los siguientes requisitos:

1- Pacientes mayores de 65 años.

2- Medicamentos incluidos en boleta de crónico y controlados de uso habitual.

3- Pago electrónico (Tarjeta de debito o crédito).

El usuario que quiera hacer uso del servicio deberá llamar a farmacia del Sanatorio Rochense (Tel: 4472 9074 interno 367) de lunes a viernes de 7 a 14hs.

La medicación será entregada de 15 a 19hs en el domicilio del usuario.

Actualmente considerado el narcointermediario más conocido en circulación, y en orden de importancia el segundo fugitivo más buscado después de Matteo Messina Denaro, Morabito, en Italia ya condenado a 30 años por tráfico de drogas, había desaparecido el 23 de junio de 2019 y desde ese momento se encontraba prófugo, luego de protagonizar un fuga cinematográfica, de la Cárcel Central de Montevideo. Las últimas noticias sobre él, al menos oficialmente, las había dado Elida Ituarte, la mujer que en junio de 2019, en plena noche, lo encontró en su casa.

Tamunga, junto con algunos cómplices, había escapado del techo de la cárcel de Montevideo, una prisión en el corazón de la capital, para aterrizar en la galería de la casa más cercana. De manera educada pero firme, el supercorredor de cocaína limpió a la señora de todo el dinero en efectivo que tenía en la casa, luego, después de disculparse por la redada, desapareció. “Mi hija está muy enferma”, dijo en tono de disculpa a la señora antes de limpiar sus cajones y billetera. Luego se convirtió en viento. Junto con Tamunga, escaparon Ezequiel Díaz, Matías Acosta y Leonardo Sinopoli. El único que se encontraba prófugo era Rocco Morabito.





ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

           

Con Rocco Morabito estaba Vincenzo Pasquino, el “cachorro” de Nicola Assisi, otro gran corredor con raíces en Platì pero con residencia en el Norte, Turín para ser precisos, y lazos en todo el mundo.

Llegado a Uruguay en 2002, “Tamunga” se instaló en Punta del Este, uno de los centros turísticos más famosos de Uruguay. Y como en Milán, no renunció a una vida de lujo. Con sede en Punta del Este, cerca del exclusivo distrito de Beverly Hills, copia íntegramente de la ciudad californiana del mismo nombre, Morabito desempeñó durante años el papel del empresario Francisco Antonio Capeletto Souza, activo en el sector importador, exportador y cultivo intensivo de soja . Una identidad encubierta que se prolongó durante años, hasta su identificación en el rico suburbio de Punta del Este, donde vivió tranquilamente luego de 23 años de inacción. Luego el arresto en 2017 en el lobby de un hotel de lujo en Montevideo. Pero estuvo poco en prisión. El tiempo justo para tejer el lienzo necesario para transformarse nuevamente en fantasma, operando entre Uruguay y Brasil. Pero una vez más fue atrapado.

Fuente: La Repubblica de Italia