MSP explica los motivos por los cuales es importante que se inocule a los adolescentes a partir de los 12 años, con la vacuna Pfizer Biontech.

MSP explica los motivos por los cuales es importante que se inocule a los adolescentes a partir de los 12 años, con la vacuna Pfizer Biontech.

En el marco de los grupos a vacunar en la campaña de vacunación contra covid-19, Uruguay acaba de incorporar a los adolescentes a partir de los 12 años con la vacuna de Pfizer BionTech.

Desde la Comisión ad hoc y la Comisión Nacional Asesora de Vacunas se venían siguiendo de cerca las investigaciones, experiencia y recomendaciones de distintos países y organismos internacionales sobre la posibilidad de administrar vacunas contra covid-19 a menores de 18 años.

El 5 de mayo Health Canada amplió la autorización de uso de la vacuna Comirnaty (Pfizer/BioNTech) a los adolescentes de 12-15 años de edad.

El 10 de mayo la FDA (Food and Drug Administration) autorizó el uso de emergencia de la vacuna Comirnaty en niños de 12 a 15 años de edad.

El 12 de mayo el CDC aprobó el uso de la misma luego del asesoramiento y aprobación por el Comité Asesor en Prácticas e Inmunización (ACIP) y la Academia Americana de Pediatría (AAP).

También aprobó la coadministración de esta vacuna con las sistemáticas y no sistemáticas de los esquemas habituales para asegurar mantener esquema habitual adolescentes.

La European Medicines Agency (EMA) también aprobo su uso en este rango de edad el 28 de mayo. El Centro de Prevención de Enfermedades en Europa (E CDC) también aprobó la expansión a este grupo de edad.

El 31 de mayo: el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), junto al grupo de expertos del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) y al Comité Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud, aprobaron el uso de la vacuna Pfizer-BioNTech a adolescentes de 12 a 16 años.









A diferencia de los niños más pequeños, los adolescentes pueden infectarse con SARS-CoV-2 más frecuentemente. Si bien la mayoría cursa una enfermedad leve, pueden padecer o se describen formas severas.

Según algunas comunicaciones, la distribución por edades de covid-19 cambió durante los meses de invierno de 2020. Mayor número de infecciones por covid-19 entre los adultos más jóvenes (de 20 a 39 años) durante el período de junio a agosto que el observado al comienzo de la pandemia. Paralelamente, se identificó un aumento progresivo de tasa de casos positivos en adolescentes (10-19 años) en comparación con la de niños (0-9 años).

Una de las manifestaciones más importantes observadas en individuos jóvenes positivos para covid-19 es el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (SIM-C) que tiene como una de las complicaciones más graves el compromiso cardiovascular (miocarditis, arritmias, aneurismas coronarios o shock).

Tanto los CDC como los países europeos comunican ese aumento.

Si bien un tercio de los pacientes pediátricos hospitalizados con covid-19 experimentan una enfermedad grave, que a menudo se asocia con enfermedades crónicas subyacentes (comorbilidades más frecuentes son diabetes, enfermedades gastrointestinales, neurológicas, cardíacas, pulmonares específicamente asmas, obesidad) pero también se describen complicaciones como el SIM en pacientes sanos. En particular, la enfermedad crítica se asocia con aumento de la edad de los adolescentes. Las secuelas post agudas del SARS-CoV-2 se caracterizan por síntomas persistentes como fatiga, disnea, dolor de pecho, deterioro cognitivo y trastornos del sueño que pueden durar hasta varios meses después de la infección.




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

La dinámica de la transmisión en adolescentes muestra un comportamiento similar al observado en adultos jóvenes, pueden contagiarse y contagiar en la comunidad. A medida que los grupos de mayor edad se van protegiendo por la vacunación, o se van enfermando de covid-19, disminuyen los susceptibles y la infección se va desplazando a edades menores. Este fenómeno se viene observando en el mundo y también en nuestro país. Múltiples comunicaciones demuestran esta situación. Estudios europeos y del CDC muestran que en el grupo de 11-17 años la tasa de positividad fue mayor a la de los menores de 10 años.

La probabilidad de transmisión aumenta con la edad. Estudios en Corea del Sur mostraron que la tasa de ataque secundario para casos índices entre 10-19 años fue 18.6%. Datos procedentes de Holanda indican que la tasa de ataque secundario aumenta con la edad: 35% en niños de 1 a 11-años, 41% entre 12 y 17 años, y 51% en mayores de 18 años.

La aprobación por parte de la FDA y EMA así como la recomendación desde la AAP, los CDC y ECDC se estableció considerando y avalando el análisis de la inmunogenicidad, eficacia y seguridad de la vacuna para este rango de edad en ensayos clínicos controlados de fase III.

Los principales datos de estas investigaciones se resumen a continuación:

Participaron del estudio 2260 adolescentes de 12-15 años; de ellos 1131 recibieron la vacuna y 1129 placebo (suero salino fisiológico). El seguimiento fue al menos 2 meses tras finalizar la pauta vacunal en al menos la mitad de los participantes.

•Inmunogenicidad. Se compararon 190 participantes con 170 de 16-25 años, encontrando pruebas de no inferioridad (títulos de media geométrica de anticuerpos neutralizantes en ambos grupos).

•Eficacia clínica: A los 7 días o más después de la segunda dosis, no se observaron casos en 1005 vacunados frente a 16 casos en 978 el grupo placebo (EV: 100 %, IC 95 %: 75,3-100 %).

•Seguridad: Se observaron manifestaciones leves a moderadas, 1-3 días tras la vacunación, de mayor intensidad tras la segunda dosis (excepto dolor en el lugar de inyección). Síntomas usuales: dolor en el brazo, cansancio, dolor de cabeza, escalofrios, mialgia y artralgia, fiebre. En general similar a los de 16-25 años, salvo la fiebre que fue algo más frecuente (20 % vs. 17 %). Seguimiento de los EA se realizaron un mes luego de la primera dosis y 6 meses luego de la segunda dosis en este ensayo. Luego se continúo la monitorización de todos los pacientes que recibieron la vacuna.

•Contraindicación: alergia grave a una dosis previa de la misma vacuna o a algún componente.

En suma: la vacunación con BNT162b2 (Pfizer) provocó títulos de media geométrica de anticuerpos neutralizantes del SARS-CoV-2 (GMT) de 1.239,5, mostró fuerte inmunogenicidad en un subconjunto de adolescentes un mes después de la segunda dosis. Mostró no inferioridad con los GMT obtenidos por participantes de 16 a 25 años (705,1 GMT).

La administración de BNT162b2 fue bien tolerada, con efectos secundarios generalmente semejantes al grupo de 16 a 25 años de edad.

Objetivos de la vacunación contra covid-19 a adolescentes

•Protección individual: Prevenir la infección por SARS-CoV-2 especialmente en los grupos de riesgo con enfermedades crónicas.

•Protección colectiva: Reducir la transmisión del virus en familias y comunidad y contribuir a la inmunidad de rebaño. Reducir la carga de enfermedad y la mortalidad.

•Mitigar el impacto social permitiendo el reintegro paulatino a la actividad social en adolescentes, así como contribuir a la continuidad del proceso educativo.

Dosis:

Dos dosis con un intervalo de 28 días.

Antecedentes de covid-19:

Se vacunará a los 30 días del test positivo diagnóstico. En caso de haber recibido tratamiento con plasma o anticuerpos monoclonales específicos para SARS CoV-2 se vacunará a los 90 días del test positivo diagnóstico.

Antecedentes de síndrome inflamatorio multisistémico (MIS)

En el caso de este grupo, el CDC de los Estados Unidos sugiere que las personas puedan optar por vacunarse, pero deben considerar retrasar la vacunación hasta que se hayan recuperado de su enfermedad y durante 90 días después de la fecha de diagnóstico. En este punto se sugiere consultar al pediatra tratante y valorar la oportunidad de vacunación según la situación clínica amerite.

Contraindicaciones:

•Reacciones alérgicas severas (anafilaxia) o reacción alérgica inmediata aunque no sea severa a cualquier componente de la vacuna (polietilenglicol) o primera dosis de cualquier vacuna con plataforma ARN.

•Reacción alérgica inmediata (4 horas luego de recibir la vacuna).

La alergia en cualquier otra situación (incluyendo antecedente de reacciones anafilácticas a medicamentos u otros alergenos) no constituye una contraindicación por lo que los adolescentes alérgicos pueden vacunarse.

Se continuará la vigilancia estricta de eventos adversos.