Los Cubanos se movilizaron al grito de “Tenemos hambre”, “Libertad” y “Abajo la dictadura”,el Presidente de los Estados Unidos Joe Biden instó a las autoridades cubanas a evitar la violencia tras protestas en la isla

Muchos de los que protestaron el domingo en Cuba no habían nacido o eran niños cuando La Habana se estremeció con el inédito “Maleconazo” en agosto de 1994, la única protesta masiva que enfrentó Fidel Castro después del triunfo de la revolución en 1959.

El Presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel, recurrió este domingo a la televisión para convocar a la población a salir a las calles para defender la revolución ante las protestas que se produjeron en las últimas horas.

Estamos dispuestos a todo y estaremos en las calles combatiendo. Y por eso aquí también estamos convocando a todos los revolucionarios del país y a todos los comunistas a que salgan a las calles en cualquier lugar donde se vayan a producir estas provocaciones. Hoy, desde ahora, y en todos estos días”, dijo Díaz-Canel en su intervención, retransmitida a partir de las 16.









Se trata del antecedente más cercano a las multitudinarias manifestaciones que irrumpieron el domingo en decenas de ciudades de la isla en las que miles de cubanos, hartos de la escasez de alimentos y medicinas, salieron a protestar al grito de “Tenemos hambre”, “Libertad” y “Abajo la dictadura”.

La protesta de aquel verano de 1994, en pleno Periodo Especial, terminó con la llegada del presidente Fidel Castro al lugar para pacificar la situación.

Entonces no había ni internet ni redes sociales en la isla, que este 2021 han tenido un papel fundamental en las movilizaciones que se desencadenaron después de que miles salieran a protestar por la mañana en un pequeño poblado de San Antonio de los Baños, al suroeste de La Habana.

El presidente de EE.UU Joe Biden expresó su apoyo al pueblo cubano y a las manifestaciones de “libertad y de rescate de las trágicas garras de la pandemia”.

Joe Biden instó a las autoridades cubanas a evitar la violencia tras protestas en la isla,en un comunicado divulgado horas antes, el mandatario había pedido a las autoridades cubanas “escuchar a su pueblo”. “Estamos con el pueblo cubano y su claro llamado a la libertad y al rescate de las trágicas garras de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico al que han sido sometidos por el régimen autoritario de Cuba”, declaró Biden.

“Estados Unidos pide al régimen cubano que, en lugar de enriquecerse, escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital”.

Díaz-Canel dijo en una transmisión televisada que en su gobierno estaban “dispuestos a todo y estaremos en la calle combatiendo”. Las manifestaciones tienen lugar en el peor momento de la pandemia en el país, con denuncias de centros de salud colapsados y tras meses de escasez de alimentos, medicinas y prácticamente todos los productos de primera necesidad.

El gobierno cubano acusa a Washington de estar detrás de las inéditas protestas registradas el domingo en la isla. Sobre esto, el presidente Miguel Díaz-Canel dijo este lunes que las sanciones económicas de Estados Unidos eran la causa de la agitación, y las calificó de “política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país”.




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

En ninguno de estos dos momentos, las protestas aparecen lideradas por alguna persona u organización disidente conocida, pero en ambas ocasiones el gobierno cubano acusó a Estados Unidos por el embargo impuesto en 1962 y su política hacia la isla.

“Aquí lo que nosotros necesitamos es que se retiren las 243 medidas de bloqueo adicionales y se derogue el bloqueo, es lo único que demanda Cuba”, dijo el lunes el presidente Miguel Díaz-Canel en una transmisión en televisión y radio. AFP

A gritos de “libertad”, “abajo la dictadura” y “patria y vida” miles de cubanos se lanzaron a las calles este domingo en más de 20 localidades del país, en la mayor protesta ocurrida en Cuba en los últimos 60 años.

Según denuncias y videos difundidos en redes sociales, varias manifestaciones fueron disueltas de forma violenta por la policía.

Lo que empezó como una manifestación en la ciudad de San Antonio de los Baños al suroeste de La Habana, se fue extendiendo como chispa en polvorín a lo largo del país.

Horas más tarde, el presidente Miguel Díaz-Canel convocó a los seguidores del gobierno a salir a las calles a “enfrentarlas”.