Cambios en la gestión de tarjetas de alimentación en Defensa; en 2019 se pagaba por 80.856 tarjetas que no se cargaban.

Cambios en la gestión de tarjetas de alimentación en Defensa; en 2019 se pagaba por 80.856 tarjetas que no se cargaban.

Un cambio en la forma de gestionar de tarjetas de alimentación en el Ministerio de Defensa Nacional, por el que se dejó de pagar la comisión a la empresa proveedora, por 80.856 tarjetas activas que no eran cargadas en 2019, representó un ahorro de 300 mil pesos mensuales desde abril de 2020, según se informó en el Parlamento.









De acuerdo a la versión taquigráfica de la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados, donde se está tratando el proyecto de Rendición de Cuentas, la directora de Servicios Sociales del Ministerio de Defensa, Roxana Berois, explicó los cambios que se introdujeron en la gestión de tarjetas de alimentación, lo que levaron a un ahorro mensual de 300 mil pesos.

Al responder una consulta de la diputada Bettiana Día al respecto, Berois explicó que la empresa proveedora “cobra por dos conceptos: uno es el de tarjetas activas y otro, el de tarjetas cargadas, efectivamente cargadas, dinero que se carga en las tarjetas. Entonces, lo que visualizamos fue que, a partir de que la empresa entró en funcionamiento, luego de ganar la licitación, desde el año 2017 hasta 2020, venía incrementando el número de tarjetas activas porque nunca se daban de baja las tarjetas que no se cargaban”.

Agregó que “eso representó que si bien en el año 2019 efectivamente se cargó dinero en 81.022 tarjetas, se pagó un gasto administrativo por 165.588 tarjetas activas. Eso tiene un costo mensual de aproximadamente $ 300.000. O sea que en el año 2019 podrían haberse ahorrado $ 3.300.000 si se hubiese negociado con la empresa prestadora del servicio no pagar por esas tarjetas activas. Eso fue lo que hicimos a partir de abril de 2020. Y digo que lo hicimos a partir de abril, porque en enero, febrero y marzo pagamos por tarjetas activas que no fueron cargadas”, precisó.  




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

García afirmó que “a partir de abril pagamos por concepto de gasto administrativo solo lo correspondiente a las tarjetas que efectivamente cargamos. O sea, coincide el número de tarjetas cargadas con el número de tarjetas activas por las que se pagó. Eso representó un ahorro de $ 300.000 por mes”. 

Al respecto el ministro Javier García señaló que al pasarse a facturar únicamente las comisiones por las tarjetas activas y que se estaban cargando; con esto se ahorraron $ 2.600.000. Por eso digo que en unos casos logramos ahorros de gestión y mejora de la utilización y en otros, agregamos”, precisó.