El presidente del Barcelona Joan Laporta dijo, no quiero generar falsas esperanzas, la negociación con Messi concluyó.

El presidente del Barcelona Joan Laporta dijo, no quiero generar falsas esperanzas, la negociación con Messi concluyó, negó cualquier posibilidad de que Messi siga en el club.

Laporta dijo que si Messi continuaba en el club iba a “hipotecar el club por medio siglo” debido al fair play financiero impuesto por LaLiga de España, con lo que justificó la decisión de terminar las negociaciones para la renovación del contrato ya que la institución “está por encima de todos todos, incluso del mejor jugador del mundo”.









Laporta aseguró que la comunicación sobre la salida del astro argentino “no es un chantaje a LaLiga” sino una decisión tomada por la conclusión que la ingeniería para adecuar su contrato “no da para más”.

“No quiero generar falsas esperanzas. Esta negociación ha concluido y los acuerdos no se han podido materializar por el límite salarial que tiene LaLiga”, explicó el presidente en una conferencia de prensa en la sede del club.

Laporta brindó una conferencia de prensa tras anunciar este jueves la salida de Lio de la institución por el impedimento del fair play financiero de La Liga de España.

Messi, de 34 años, cuyo contrato venció el pasado 30 de junio, tenía un acuerdo de palabra para la extensión pero Barcelona no pudo encajar las cifras del convenio dentro de la normativa impuesta por las autoridades del fútbol español.

El astro argentino, tras 17 temporadas en el plantel profesional, se marcha con una estadística impresionante: 672 goles, 268 asistencias, 778 partidos, 35 títulos y 79 premios personales.

“Leo deja un legado excelente. Ha hecho historia. Ha sido el jugador con más éxitos acumulados de la historia del club. Deja una huella. Ha sido la referencia para una etapa esplendorosa de la historia del Barcelona. Ahora empieza una nueva era. Habrá un antes y un después de Leo. Como Samitier, Kubala, Johan (Cruyff)”, aceptó.

Laporta entendió la postura de LaLiga de hacer cumplir la regla pero no se mostró dispuesto a garantizar la permanencia del argentino a cualquier precio: “El hecho de que tengamos que ampliar el fair play hipotecando los derechos audiovisuales de medio siglo y romper contratos no lo vamos a hacer. Es una situación complicada”.

“Tenemos excedido el límite salarial de LaLiga, incluso sin el contrato de Messi. LaLiga nos pide que cumplamos la normativa, lo lógico, seguro que quería tener a Leo Messi. Pero hay clubes, y es muy respetable, que exigen que se cumpla la normativa y no van hacer ninguna excepción. Es así de sencillo e hiriente”, asumió.

A modo de ejemplo, el dirigente detalló: “Para tener 25 millones de salario tenemos que liberar 100. Eso son muchos jugadores. La dirección deportiva está trabajando para reducir la masa salarial y hay algunos jugadores con los que hemos llegado a un acuerdo, pero con otros no es tan fácil. Estamos en un terreno muy pantanoso, que conlleva muchos riesgos para la entidad y requiere su tiempo”.

“No quiero generar falsas expectativas. El jugador también tiene otras propuestas y hay un tiempo límite porque LaLiga empieza en breve. Messi también necesitaba un tiempo para poder valorar otras opciones”, expuso.

“Jorge Messi ha tenido una actitud magnífica en todas las negociaciones y no nos han pedido nada que no entrara en la lógica. Nunca ha sido motivo por hacer el contrato imposible. Estábamos de acuerdo las dos partes y lo que no hemos podido es materializarlo”, lamentó.

“Lo primero que acordamos fue que firmara dos años a pagar en cinco años. Pensábamos que encajaba en los criterios de LaLiga, en otros países funciona, pero aquí no ha sido aceptado. Después pasamos a un contrato de cinco años, que Leo también aceptó. Nosotros queríamos que la etapa post-Messi empezará en dos años, pero lo tenemos que adelantar estos dos años”, abundó.

Finalmente, Laporta no se consideró “culpable” por la salida de Messi, sobre la que responsabilizó a la “gestión calamitosa” de Bartomeu.




ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

Qué es el Fair Play financiero: lo que impidió que Messi siga en el Barcelona,el club catalán tiene un límite de masa salarial que fue determinante para que el crack rosarino no pueda renovar su contrato.

La dificultad para que La Pulga siga en el conjunto catalán es porque Barcelona necesita desprenderse de algunos jugadores para así poder cumplir con el tope salarial impuesto por el Fair Play Financiero que implementó la Liga.

¿En qué consiste esta regla?

El torneo español dictó el fair play financiero en busca de generar más igualdad entre los clubes, que se veían cada vez más lejos del Real Madrid y el Barcelona. Para eso, pusieron un tope de presupuesto, por ejemplo, en el dinero que cada club puede pagar por salarios. A grandes rasgos, la regla que fue implementada por la UEFA en 2019 dicta que un club no puede gastar más de lo que ingresa.

En ese sentido, Barcelona, teniendo al rosarino, se encontraba muy por arriba del límite de gastos impuesto por la UEFA ya que la masa salarial de los clubes miembros tampoco puede superar el equivalente a 70 por ciento de los ingresos. En caso contrario, esto puede derivar en sanciones, como deducción de puntos, retención de los ingresos percibidos en competiciones e incluso la quita de un título o premio obtenido. A su vez, los clasificados a copas europeas no deberán registrar ninguna deudas con otras instituciones, jugadores u organismos fiscales.

Hasta hoy, según medios españoles, el club catalán superaba esa proporción en un 110 por ciento. Como contrapunto, para poder fichar al argentino el culé necesitaría prácticamente deshacer su actual plantel para poder cumplir con las reglas financieras.

¿Qué pasa si se supera el tope?

Los castigos arrancan con amonestaciones y culminan con la posible descalificación del elenco infractor. Existen varios casos testigos. En 2013, el Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA, sancionó al Málaga, lo privó de participar en la próxima competencia europea a la que clasificaran y se le impuso una multa de 300.000 euros.

Manchester City y Paris Saint Germain también han tenido problemas. Ambos tuvieron que pagar multas de más de 60 millones de euros. Inter, Roma y Marsella también han tenido que abonar grandes cifras por no respetar el Fair Play.

En 2016, Galatasaray de Turquía no pudo disputar competición europea de la temporada 2016/17 y limitó el coste total del plantel por dos temporadas. Otra caso famosos ocurrió en 2018, cuando Milan invirtió más de 200 millones de euros en fichajes, superando así el límite. Los organismos penalizaron al conjunto ‘rossonero’ sin jugar la siguiente edición de la Europa League, para la que se había clasificado.

De todos modos, el caso más resonante sucedió en 2020, cuando el Comité de Control Financiero de la UEFA castigó al Manchester City por haber superado el tope entre 2012 y 2016 con 30 millones de euros y la exclusión de competencias europeas por dos años. Igual, el elenco inglés elevó un reclamo al TAS y finalmente pudo competir en la Champions.

Los medios catalanes indican que el límite salarial de Barcelona para esta temporada era de 348 millones de dólares. Y la crisis del elenco culé es significativa: adeuda a los bancos, solo de intereses 30 millones de euros. Por eso peleó y logró una rebaja salarial en los jugadores del plantel de 122 millones de euros. Así y todo, los números no cierran.