Asociación de Funcionarios Judiciales rechaza decisión de SCJ de suprimir 20 sedes en el interior donde se atienden casos de violencia doméstica

La Asociación de Funcionarios Judiciales expresó su “total rechazo” al anuncio de la Suprema Corte de Justicia de supresión de 20 sedes judiciales en el interior del país, previsto para el 1° de octubre. La AFJU manifestó su rechazo por razones “de forma” y “de fondo”.








El sindicato cuestiona que se realicen “cambios que afectan la vida funcional de los trabajadores, sin consulta a los involucrados ni al gremio que los representa. No encontramos razones más que aquellas de índole económico, ya que no se tiene en cuenta si las sedes que permanecen están cerca de otros servicios públicos, si tiene lugar para albergar más funcionarios, etc. No se toma en cuenta el acceso a las sedes que permanecerán, existencia y frecuencia de transporte, lo que afecta tanto a funcionarios como a más de 100 mil personas”.

Asimismo, la AFJU señala que preocupa “la situación de los compañeros judiciales que deberán trasladarse, los magistrados que quedan sin destino y fundamentalmente la posibilidad de acceso de la población, a la Justicia. Durante todo este especial año de emergencia sanitaria, la SCJ ha tomado resoluciones erráticas, sin tomar en cuenta a los trabajadores ni a la población usuaria del servicio de Justicia. Resoluciones tomadas desde un escritorio, lejanas a la realidad de las oficinas y en este caso de las poblaciones que van a ser afectadas con el cierre de estas sedes. Ahora se resuelve cerrar juzgados que se encuentran, unos en lo más profundo del Uruguay, otros con cantidad importante de habitantes y otros en los límites fronterizos de nuestro país. En este último caso, desprotegiendo a la nación de los peligros que este retiro de la autoridad civil conlleva”.





ODONTOLOGIA INTEGRAL DRA. EMMILY LONG

Para la AFJU, “esta resolución burocrática no toma en cuenta la vinculación que se genera en las comunidades con los juzgados, donde la relación es de confianza y de garantías en situaciones extremas. No olvidemos que estos juzgados actúan en primera instancia en las situaciones de violencia doméstica y de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes. Y en más de una ocasión se dirimen incluso conflictos de vecindad”, concluye.