Asistentes al velatorio en Cerro Largo, de las personas fallecidas en siniestro vial ocurrido en ruta 8, deberán guardar cuarentena. Se detectó un foco Covid, hay 7 casos confirmados y 40 personas cuarentenadas, incluídos los policías que asistieron a los heridos.

La Dirección Departamental de Salud de Cerro Largo, ha emitido un comunicado dirigido a las personas que asistieron al velatorio de la familia Noda, cuyos integrantes fallecieron en el siniestro vial ocurrido el pasado lunes 6 en ruta 8.

Se detectó un foco Covid en el velatorio, por lo tanto, se solicita a quienes asistieron que permanezcan en cuarentena hasta el día martes 14/9 cuando serán testeados. Actualmente hay 7 casos, entre ellos los dos jóvenes internados en cti tras el siniestro. Además hay 40 personas cuarentenadas, entre las que se cuentan los policías que participaron del operativo, y jerarcas del Instituto Nacional de Rehabilitación que concurrieron al velatorio, ya que dos de las fallecidas eran funcionarias del INR.








El comunicado continúa diciendo:

“Agrademos que envíen los siguientes datos: NOMBRE, CÉDULA DE IDENTIDAD , PRESTADOR DE SALUD a los siguientes números: 092 364 194 y 099 922 497 a fin de coordinar los test con los prestadores de salud.

Si alguien presenta síntomas antes de la fecha mencionada, debe de consultar con su prestador de salud, y en el caso de resultar negativo, debe de permanecer en cuarentena hasta el martes 14 donde será nuevamente testeado. Contamos con vuestra colaboración.”

Firma el comunicado la Dral. Mariela Anchén, Directora Departamental de Salud de Cerro Largo





Como se recordará, cuatro integrantes de una familia murieron en un siniestro de tránsito el pasado lunes en el departamento de Lavalleja, dos personas están internadas y uno de los heridos de 21 años fue dado de alta, el choque fue conta una alcantarilla.

Las siete personas viajaban desde Atlántida en el departamento de Canalenes para Aceguá en Cerro Largo, al llegar al kilómetro 227 de la ruta 8, en el departamento de Lavalleja, a 10 kilómetros de Pirarajá y a 60 kilómetros de ciudad de Treinta y Tres, el conductor del auto perdió el dominio del vehículo y se fue por la banquina unos 200 metros hasta chocar contra una alcantarilla de cemento en la entrada de un campo.