Comunidad educativa de la Escuela 96 de Punta del Diablo, denuncia grave situación edilicia del centro escolar, la cual está vulnerando el derecho a la educación de los niños del balneario.

Padres de alumnos de la Escuela 96 de Punta del Diablo, han hecho pública una misiva en la que denuncian que el local escolar se encuentra en muy malas condiciones, lo cual no permite realizar la tarea educativa de forma normal.

La carta, fechada el 13 de setiembre, fue enviada a Reportes Uy, y dice lo siguiente:

“CUANDO LOS TURISTAS SE VAN

A la opinión pública.

Los abajo firmantes, padres, madres, y referentes de alumnos de la Escuela nro. 96 de PUnta del Diablo, Rocha, queremos hacer de público conocimiento la siguiente situación:

En relación al estado del local donde actualmente funciona la Escuela de la localidad:

Actualmente la matrícula asciende a 240 niños distribuídos en 8 grupos (desde inicial 4 años a 6to. año). Hoy en día, la escuela cuenta con 4 salones, lo que ha obligado a separar en 2 turnos los grupos.

Además por protocolos durante la emergencia sanitaria, el grupo de primer año funciona en otro local (parroquia en muy malas condiciones edilicias también), que está cruzando una calle, por lo que el Mtro. Director y la Maestra de este grupo deben cruzar a los niños para ir y venir de la escuela (donde se brinda el servicio de comedor y se trabaja Educación Física entre otras actividades)”.

(continúa)








“El grupo de inicial de 4 años aún no cuenta con un espacio donde funcionar diariamente, por lo que asisten a clases solo 2 veces por semana, coartando con esto el derecho de acceso a la Educación de estos niños.

Las familias reconocemos, valoramos y agradecemos el esfuerzo realizado por el personal escolar (director, maestras, personal de servicio), quienes han sostenido esta situación durante mucho tiempo. Estas condiciones totalmente precarias de trabajo pueden provocar mucho cansancio extra, frustración y desmotivación en las tareas, lo cual no solo es un abuso hacia los trabajadores, sino que también repercute fuertemente en la calidad de la educación de los niños y niñas.

La escuela está construída en un terreno privado, por lo que la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), no dispone de fondos para su mantenimiento. Los pocos arreglos realizados se financian con fondos recaudados por Comisión Fomento o por donaciones de vecinos. Fondos que evidentemente no son ni deberían ser suficientes para sostener una Escuela Pública de nuestro país.”

(continúa)





“Hace varios años que las familias venimos reclamando que el edificio se encuenta en muy malas condiciones de mantenimiento, los techos se llueven, se filtra agua y viento por las paredes, por lo que los niños no cuentan con espacios seguros para trabajar en los salones.

No existe espacio de sombra en el patio para resguardarse de los días de sol, ni espacios techados donde permanecer durante el tiempo de recreo los días de lluvia. (ver fotografías adjuntas)

Desde el año 2020 se están realizando consultas a diferentes niveles institucionales sobre la tan anhelada y prometida construcción del edificio escolar nuevo, sin obtener fechas concretas de inicio de las obras. Esperábamos el inicio de esta obra en el 2020, pero estamos en la segunda mitad del 2021 y las obras no se han iniciado, y el edificio actual se sigue deteriorando. Con cada temporal el paisaje es cada vez mas desolador.

Por todo lo anterior expuesto, instamos a las autoridades competentes a que se hagan cargo de este atropello a los derechos de los niños y les invitamos que viajen 300 km desde la capital, para visitar la Escuela y ver con sus propios ojos de lo que estamos hablando.

La comunidad toda está pendiente de este tema, exigimos que se atienda esta situación.

A la opinión pública agradecemos que se difunda nuestra voz.

Madres, padres y referentes de alumnos de la Escuela nro. 96 de Punta del Diablo – Rocha”