Sindicato Médico del Uruguay planteó su preocupación por la nula asignación de recursos para ASSE en la Rendición de Cuentas

La Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara de Senadores recibió a una delegación del Sindicato Médico del Uruguay con el objetivo de escuchar los planteos del gremio sobre el Proyecto de Ley de Rendición de Cuentas que ya fue aprobado por la Cámara de Representantes y se encuentra a estudio de la cámara alta.

En el encuentro, el SMU manifestó, una vez más, la gran preocupación por la propuesta de incremento 0% del presupuesto de ASSE en la próxima rendición de cuentas, algo que sería absolutamente insuficiente para garantizar una asistencia básica de calidad para una vasta población de usuarios del prestador de salud más grande del país.








El aumento de usuarios del sector, que de acuerdo a la información pública que brinda el (Sistema Nacional de Información del MSP) SINADI, es de 131.000 (entre marzo de 2020 y marzo de 2021) sumado a las demandas asistenciales postergadas por la pandemia, agravan la situación financiera.

El intercambio con los legisladores se centró en los recursos humanos así como en la adecuación edilicia indispensable para la asistencia de calidad.

El SMU transmitió que es de vital importancia fortalecer los recursos profesionales del sector. Para ello, es imperioso eliminar las contrataciones bajo regímenes de tercerización por Comisión de Apoyo, continuar con el proceso de presupuestación e impulsarla reforma del trabajo médico con funciones de alta dedicación.

Por tercer año consecutivo los fondos para la financiación de los cargos médicos suplentes se terminan antes de fin de año, uno de los motivos del conflicto actual con ASSE.

Estos profesionales son imprescindibles para cumplir con las necesidades asistenciales del sector y su permanencia no puede depender del cambio contractual a régimen de facturación, con la inherente pérdida de derechos laborales que ello significa.





Se informó sobre el avance en la negociación con ASSE para el pago de las suplencias.

 Si bien hay un acuerdo firmado en el mes de agosto 2021, que aseguraría los fondos para el pago de los haberes de los suplentes, entendemos que todavía hay margen para que el Senado garantice -mediante el artículo 250 del Proyecto de Ley de Rendición de Cuentas-, que esos fondos van a estar disponibles en 2022.

La Dra. Malena Passos, integrante del Comité Ejecutivo del SMU recalcó la preocupación del Sindicato por la pérdida de calidad asistencial básica frente a esta situación de incremento cero.

“Cuando nos referimos a calidad asistencial básica hablamos, entre otras cosas, que los usuarios tengan acceso en forma oportuna a los servicios asistenciales tanto en el primer nivel como en el segundo nivel, algo que contrasta hoy con las largas listas de espera para consultas en medicina general y especialistas”, dijo.

Passos recordó que “la oferta de recursos humanos es insuficiente y que existe un enorme desbalance entre la demanda de servicios y la oferta de médicos y esa brecha va a aumentar en la medida que la asignación de recursos no se incremente”.

“Hay una gran asimetría en las condiciones laborales de los sectores público y privado, y esto hace que exista una fuga permanente de profesionales desde ASSE a otros prestadores. ASSE necesita profesionales fidelizados con la institución y con la asistencia del sector. Para ello es necesario lograr mejores condiciones de trabajo eliminando las contrataciones precarias bajo el régimen de tercerización que no brindan garantías laborales, continuar con la presupuestación y con la reforma del trabajo médico” agregó.

Reuniones con partidos políticos.

En paralelo el SMU ha mantenido reuniones con las bancadas del Frente Amplio y de Cabildo Abierto, trasladando a ellos también lo compartido en la Comisión del Senado. Se prevé continuar con contactos parlamentarios con el resto de los partidos para informar a todo el sistema político sobre las reivindicaciones de los médicos.