El alcalde nacionalista de Florencio Sánchez en el departamento de Colonia, Alfredo Sánchez fue condenado a dos años de prisión efectiva y un año de libertad vigilada por delitos de fraude y asociación para delinquir.

El alcalde nacionalista de Florencio Sánchez en el departamento de Colonia, Alfredo Sánchez fue condenado a dos años de prisión efectiva y un año de libertad vigilada por delitos de fraude y asociación para delinquir, otras 8 personas también fueron condenadas.

La fiscal Sandra Fleitas de Rosario, dijo como ejemplo de algunos delitos, que quien se desempeñaba como secretaria tenía en su recibo de sueldo una compensación especial por realizar trabajo insalubre y allí hubo falsificación y un destino distinto al que está previsto en la normativa vigente.

Se pudo verificar que se entregaban materiales de la que compraba la intendencia y se entregaba a particulares o canastas de alimentación que se entregaba a particulares.








El alcalde nacionalista de Florencio Sánchez en el departamento de Colonia, Alfredo Sánchez fue condenado a dos años de prisión efectiva y un año de libertad vigilada por delitos de fraude y asociación para delinquir.

También fueron condenados el hijo del alcalde, el que es edil departamental, su hija y su nuera, ambas concejales del municipio de Florencio Sánchez.

Nueve personas fueron condenadas por delitos contra la administración pública, 7 de ellas fueron condenadas a penas de prisión y libertad vigilada y 2 a penas de libertad vigilada.

La fiscal de Rosario Sandra Fleitas dijo que se entregaban boletos de transporte a particulares a cambio de la obtención de votos, parte de los materiales de construcción eran comprados a nombre de la alcaldía y utilizados en provecho de parte de los procesados y condenados, usados para su propio beneficio personal.

La fiscal Fleitas señaló que se pudo constatar que se falsificaban firmas y se entregó documentación a la intendencia de gastos efectuados que se entregaba por alguien que no tenía esas facultades.





La fiscal Sandra Fleitas dijo que el caso es de gravedad y uno de los más significativos ya que se trata de funcionarios públicos que atentan contra la administración pública, se pudo verificar que se entregaban materiales de la que compraba la intendencia y se entregaba a particulares o canastas de alimentación que se entregaba a particulares.

No existía ningún respaldo administrativo, una solicitud hecha por los particulares, de que necesitaran esos efectos, se verificó que algunos de los formalizados cobraban compensaciones especiales que eran imposibles por el tipo de tareas que las cobraran.

La investigación comenzó en 2018, se había hecho una denuncia por parte de un particular sobre una situación de irregular que había y a eso se le sumó una denuncia por parte de la Intendencia de Colonia respecto a conductas inadecuadas vinculadas con un funcionario público que desempeñaba funciones en lo que tenía que ver con la Dirección de Higiene.