Uruguay reconocerá la producción con energía renovable a través de un sistema de certificados

Uruguay reconocerá la producción con energía renovable a través de un sistema de certificados

El MIEM y UTE lanzaron el sistema de Certificados de Energía Renovable, un mecanismo de acreditación, en formato electrónico, que asegura que determinado consumo de energía corresponde a generación de fuentes renovables. La medida, exitosa y demandada a nivel mundial, tiene como objetivo avanzar en la descarbonización de la economía y podrá resultar clave para el desarrollo de la industria del hidrógeno verde y sus derivados. El ministro Omar Paganini destacó que se trata de “un hito más” que acerca al país a “instrumentos de punta” que tienen como objetivo la descarbonización y la valorización de las energías renovables, en un mercado global que demanda este tipo de certificaciones. El MIEM administrará el nuevo sistema, vigente a partir de 2022, mientras que UTE proveerá una plataforma de tecnología digital avanzada (blockchain).


El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) y UTE presentaron los Certificados de Energía Renovable (CER), un mecanismo de acreditación, en formato electrónico, que asegura que un número determinado de megavatios-hora de energía eléctrica, producidos en un período determinado, han sido generados a partir de fuentes renovables.






El evento se desarrolló en la Torre Ejecutiva este 27 de setiembre y contó con la presencia del ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini; el subsecretario Walter Verri; y la presidenta de UTE, Silvia Emaldi.

La medida tiene como objetivo avanzar en la descarbonización de diversos sectores de la economía, como el transporte o la industria, y lograr que estos, así como el comercial y de servicios, se apropien de los beneficios de la transformación de la matriz energética, mejorando su competitividad.

El nuevo sistema podrá resultar clave en el desarrollo del hidrógeno verde y sus derivados, productos en los que el mayor agregado de valor se origina en el atributo renovable. Al mismo tiempo, se espera un impacto positivo en el caso de otros productos, ligado al cambio cultural de los consumidores a nivel global.

El ministro Paganini afirmó que los CER son “un hito más en el acercamiento del país a los instrumentos de punta” que tienen como objetivo la descarbonización y a la valorización de las energías renovables.

“Entendemos que es muy valioso poder certificar, para un consumidor, que su energía o determinada fracción de su energía es renovable”, apuntó el jerarca. Esto es así porque “el mercado global lo va a estar reconociendo cada vez más, tanto para las empresas internacionales o nacionales […] como incluso si más adelante incursionamos en el negocio del hidrógeno verde”, señaló.

“Poder certificar que determinado producto viene de usos de energía que no generan emisiones de carbono o gases de efecto invernadero es un valor más para poner esa producción en lo que el mercado está exigiendo, cada vez más”, apuntó.

Paganini agregó que la pandemia ha llevado a que el mundo enfatice más los temas de la digitalización y del cuidado del ambiente. Al respecto, aseguró que en los CER “confluyen” ambas vertientes, ya que es la tecnología digital la que permite certificar que determinada energía proviene de fuentes renovables, a partir de “mecanismos tecnológicos sofisticados” que permiten controlar la energía que cada generador vuelca al sistema y cómo la reciben los consumidores.

Por ese motivo, resumió, el MIEM y UTE dan “un paso en el sentido correcto” de cara a las exigencias del mundo. Se trata de “agregar valor a la producción nacional” y nuevamente poner al país a la vanguardia en estas temáticas, cerró el ministro Paganini.

Cómo funcionará el sistema

Los CER se emitirán, en forma automática, a partir del registro de la energía eléctrica generada en instalaciones de producción provenientes de fuentes renovables. Estarán acoplados a la energía eléctrica producida por la central generadora asociada. Además, también se transferirán automáticamente al distribuidor, comercializador o gran consumidor que adquiere la energía eléctrica asociada al CER del mismo mes calendario.

La asignación de un CER a consumidores finales se realiza teniendo en cuenta el consumo de la energía eléctrica asociada al certificado correspondiente en el mismo mes calendario. Una vez asignado, no podrá asignarse nuevamente.

El sistema prevé la forma en que se realizarán las etapas de emisión, transferencia, asignación y cancelación de los CER asociados a intercambios internacionales. Para expedir estos certificados, la Administración del Mercado Eléctrico (ADME) y los agentes y participantes del Mercado Mayorista de Energía Eléctrica (MMEE) enviarán información de cada central operativa en Uruguay a la Dirección Nacional de Energía (DNE) del MIEM.

A partir del cruce entre la generación horaria local, de las importaciones y de las exportaciones, así como con el perfil de demanda de cada cliente (aportado por el distribuidor), será posible generar certificados que permitan detallar la distribución por fuente de la energía consumida por el cliente. Con esa información se podrán emitir los CER para cada cliente que cumpla con los requisitos necesarios.

El MIEM ya estableció las condiciones para la emisión de los CER de acuerdo con los principios de trazabilidad, inmutabilidad, transparencia y publicidad, incluidos en el Decreto 259/021. Esa norma encomienda al MIEM el desarrollo del Sistema de Certificados de Energía Eléctrica de Fuente Primaria Renovable (SCER), así como la gestión del proceso de certificación. Por lo tanto, MIEM-DNE será la administradora del sistema.

La norma también exhorta a UTE a prestar el apoyo instrumental para este mecanismo de acreditación, a través del desarrollo una plataforma tecnológica transparente y auditable que permita la implementación y la administración del sistema.





La presidenta de UTE, Silvia Emaldi, informó que esta plataforma tecnológica es la blockchain de la Energy Web Chain. “Nos genera un enorme desafío”, ya que será “una de las primeras aplicaciones de blockchain a nivel masivo que vamos a estar desarrollando en el país”, dijo la presidenta de la empresa pública.

Esto dará trazabilidad y garantía de transparencia al sistema, añadió. Emaldi también anunció que el sistema no tendrá costo para las empresas, y será un atributo más del país para atraer nuevas inversiones.

En el caso de los actores que generan parcialmente la energía que consumen, se les requerirá adicionalmente información aportada en condiciones que permitan garantizar la robustez del sistema.

El nuevo sistema tiene como antecedentes iniciativas globales que reconocen como atributo diferenciador de los productos la condición de haber sido manufacturados con energías renovables. Uno de los más reconocidos es el etiquetado WindMade. De acuerdo a estudios recientes, el 73% de los consumidores del mundo presentan una percepción favorable hacia una marca cuando esta usa energía eólica como fuente primaria de energía.

Además, los actores privados han solicitado en forma creciente mecanismos que permitan verificar las características de la energía eléctrica usada en sus procesos. Hoy en día, UTE aporta esta información sobre la base de un cálculo anual, sin diferenciación de la curva de carga del cliente.

En tanto, la DNE y la Dirección Nacional de Industrias del MIEM han analizado la factibilidad de generar un sello para reconocer a los productos fabricados nacionalmente con energía eléctrica de origen renovable. Los contactos con UTE por este tema se iniciaron en 2018. Este trabajo conjunto condujo a la aprobación del Decreto 259/021.

Fechas de entrada en vigencia

La certificación de energía renovable a medianos y grandes consumidores estará disponible a partir de enero de 2022, mientras que se prevé incorporar en una segunda etapa a los suscriptores que generan parte de la energía que consumen y a los restantes consumidores no residenciales, a partir de junio de 2022. En el futuro se espera extender el sistema a clientes residenciales.

Está previsto que los certificados correspondientes al mes de enero puedan emitirse en marzo de 2022, de acuerdo a los plazos que demanda el procesamiento de información de ADME. También se prevé que los certificados de 2021 puedan emitirse de forma retroactiva el próximo año. 

A partir del 27 de setiembre se podrán enviar consultas y solicitudes sobre la emisión de CER en el marco del Sistema de Certificados de Energías Renovables. El correo electrónico habilitado es info.certificadosER@miem.gub.uy.