COMERO IAMPP realizó una caminata en el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer de Mama.

COMERO IAMPP realizó una caminata en el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer de Mama.

Este martes 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer de Mama. Para concientizar y sensibilizar sobre este flagelo, COMERO en conjunto con ASSE-RAP, la Dirección Departamental de Género, la Dirección Departamental de Deportes y el Club de Leones «Rocha Sol Naciente», invitaron a la caminata que se realizó en  conmemoración del «Día contra el Cáncer de Mama».








La caravana de color rosa, partió a las 15 horas desde calle Gral. Artigas esq. Ansina, frente al Sanatorio del Este, y luego de recorrer varias calles céntricas, llegó hasta el Parque Zelmar Michelini

Una vez en el Parque, se realizó estiramiento a cargo de Profesores de la Dirección Departamental de Deportes.

También se un árbol cómo símbolo de la lucha contra el Cáncer de Mama y comenzar a generar el “Sendero de la Esperanza”.

Sobre el Cáncer de Mama

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres uruguayas y en la mayoría de los países del mundo. Se estima que 1 de cada 11 mujeres uruguayas podría desarrollar cáncer de mama en algún momento de su vida.

El 1% de los cánceres de mama se presentan en hombres.

Según datos del Registro Nacional del Cáncer de la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer, se diagnostican en promedio unos 2000 nuevos casos por año, por lo tanto, 5 mujeres uruguayas son diagnosticados de cáncer de mama por día.





En Uruguay, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres. De acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud Pública cada año mueren más de 700 mujeres por esta causa, lo cual corresponde en promedio al fallecimiento de 2 mujeres por cáncer de mama por día.

Al igual que sucede con muchos cánceres, la probabilidad de desarrollar cáncer de mama aumenta con la edad, el 77% se presenta en mujeres mayores de 50 años. En Uruguay aproximadamente un 6% de los casos se presenta en mujeres menores de 40 años.

El cáncer de mama es curable si se detecta en etapas tempranas, ya que el grado de extensión de la enfermedad al momento del diagnóstico influye significativamente en la supervivencia.

Los factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama pueden ser modificables o no modificables.

No modificables: sexo, edad, antecedentes personales de cáncer de mama, antecedentes personales de algunas enfermedades benignas en la mama, antecedentes familiares de cáncer de mama, susceptibilidad genética, alta densidad mamaria y antecedentes ginecológicos.

Modificables: son los que tienen relación con el comportamiento y estilos de vida de las personas. Los principales son el sobrepeso y la obesidad en la postmenopausia, el sedentarismo y el consumo de bebidas alcohólicas.

¿Cómo podemos ayudar a prevenir el cáncer de mama?

Actuando sobre diferentes factores de riesgo, por eso se recomienda:

  • Adoptar una alimentación saludable.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Realizar actividad física y evitar el sedentarismo.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

Es muy importante en el cáncer de mama la detección temprana. Esto incluye el tamizaje y diagnóstico precoz de la enfermedad. El tamizaje consiste en aplicar un test simple (mamografía) a mujeres asintomáticas para la detección de lesiones precancerosas o en una fase temprana de la enfermedad. El diagnóstico precoz consiste en hacer diagnóstico de la enfermedad al inicio de los primeros síntomas.

Conocer nuestro cuerpo es fundamental para poder identificar cambios que puedan ocurrir y estar atentos. Debemos saber cómo conocer nuestras mamas y qué cambios son los que deben llamar la atención.

En cuanto a los síntomas iniciales que pueden aparecer en un cáncer de mama son:

  • Nódulo en la mama
  • Hinchazón o cambio de forma de una mama
  • Cambios persistentes en la piel de la mama
  • Alteraciones del pezón
  • Secreción por el pezón
  • Nódulos en la axila

En cuanto a la mamografía, es una radiografía que utiliza rayos X para generar una imagen de la mama. La radiación de las mamografías actuales es más baja que la de una placa simple.

La mamografía de control puede detectar un cáncer antes de que sea palpable en el examen físico. Es un estudio de alta sensibilidad, especificidad y de alto beneficio.

Recuerda realizar una consulta periódica con tu médico.