Una pieza que se desprendió del camión cisterna que volcó en el Paso de la Cruz, golpeó a un hombre que estaba cerca del lugar del siniestro. Personal de Prefectura especializado en contener derrames, logró evitar que el combustible llegara a la toma de OSE, restableciéndose el servicio sobre la medianoche.

Una pieza que se desprendió del camión cisterna que volcó en el Paso de la Cruz, golpeó a un hombre que estaba cerca del lugar del siniestro. Personal de Prefectura especializado en contener derrames, logró evitar que el combustible llegara a la toma de OSE, restableciéndose el servicio sobre la medianoche.

La Jefatura de Policía de Rocha, informa que horas de la tarde del miércoles 10 de noviembre, se tuvo conocimiento que sobre el Puente “Paso de la Cruz” (Ruta 109 y Avda. 1ro. de Agosto) se habría producido un siniestro de tránsito.
Se concurrió al lugar, donde se constató que se había producido el vuelco de un camión cisterna perteneciente a la I.D.R., el que era conducido por un hombre de 63 años, quien sufrió politraumatismos leves.








También fue lesionado un hombre que jugaba con un niño y su perro en las cercanías de donde se produjo el hecho, y fue golpeado en la cabeza por una pieza que se desprendió del vehículo.


Se hizo presente personal de Bomberos y Policía Cientifíca, que realizó el relevamiento respectivo, en procura de establecer las causas del siniestro.

Brigada de Tránsito realizó espirometría al conductor, la que arrojó resultado cero. La Fiscal dispuso forense para el conductor y la víctima.





En el lugar se produjo derrame de combustible, lo que provocó distorsiones en el servicio de Agua Potable de OSE, cuyo personal trabajó en el área, informándose al Comité Departamental de Emergencias, con el que se efectuaron diversas coordinaciones.

Personal de Prefectura se hiz presente para contener el derrame de gasoil en el curso de agua, y evitar que llegara a la toma de OSE.

El rápido accionar de los efectivos especializados en este tipo de tareas, pertenecientes a la Prefectura del Puerto de La Paloma, logró evitar un desastre ecológico y la contaminación de la zona circundante a la toma de agua de OSE.

Como dato curioso, el lunes pasado se había realizado en el Puerto de La Paloma un trabajo de entrenamiento en este tipo de acciones para contener líquidos derramados en corrientes de agua.

Sobre la medianoche del miércoles, una vez que se constató que no había peligro de que el gasoil derramado llegara a la toma de OSE, se restableció el servicio de agua potable.