Esta mañana rapiñaron a un comercio de Chuy, los delincuentes se llevaron unos 36 mil pesos, las pertenencias de los funcionarios y varios celulares.

Esta mañana rapiñaron a un comercio de Chuy, los delincuentes se llevaron unos 36 mil pesos, las pertenencias de los funcionarios y varios celulares.

Este viernes 12 de noviembre a las 9 de la mañana, dos delincuentes fuertemente armados ingresaron al local comercial de Princi Hogar, ubicado en el 571 de Jorge Calvete Ayestarán, de la ciudad de Chuy. En ese lugar funciona una casa de electrodomésticos y mueblería, el comercio está ubicado muy cerca de los Juzgados Letrados de Chuy.

En ese momento habían cuatro funcionarios, los que se vieron sorprendidos por la entrada intempestiva de dos hombres que cubrían sus rostros con cascos y pasamontañas, y portaban armas de fuego








Los dos delincuentes exigieron la entrega del dinero, en el local comercial funciona una sucursal de Crédito de la Casa, en la caja de la cual había en ese momento aproximadamente unos 30 mil pesos, que fueron llevados por los ladrones. Mientras tanto, en la caja de la mueblería había 6 mil pesos, que también se llevaron los rapiñeros. Llama la atención el modus operandi empleado, generalmente este tipo de rapiñas se realiza en horas en las que puede haber mas recaudación.

Los ladrones hurtaron también la cartera perteneciente a la empleada de la financiera, que tenía sus documentos y efectos personales. Además hurtaron los celulares de los funcionarios, en total llevaron 5 celulares Xiaomi Redmi.





Los empleados del local comercial pasaron momentos de miedo, debido a la intimidación que provocaban las armas que portaban los delincuentes. Éstos se dirigían a los empleados hablando en español, pero el diálogo entre delincuentes era en portugués, hecho que llamó a atención de los funcionarios, y está siendo analizado por personal de la Seccional 5ta. de Chuy.

Pudo haber ocurrido una tragedia dado el nerviosismo que denotaban los rapiñeros y las armas que tenían, afortunadamente no hay que lamentar heridos. Una vez consumada la rapiña, los delincuentes huyeron en una moto. Ahora la policía analiza el registro de las cámaras de seguridad del local, y de la zona circundante, para dar con el paradero de los dos rapiñeros. La Dirección de Investigaciones está haciendo un relevamiento del lugar buscando pistas que eventualmente puedan servir para incriminar a los delincuentes.