El Ministro de Defensa Javier García, presente en el acto de cierre de cursos de la Escuela Militar, dijo que se aplicará «tolerancia cero» ante situaciones de abuso o maltrato en instituciones de enseñanza militar.

El Ministro de Defensa Javier García, presente en el acto de cierre de cursos de la Escuela Militar, dijo que se aplicará «tolerancia cero» ante situaciones de abuso o maltrato en instituciones de enseñanza militar.

En el marco del acto de clausura de los cursos 2021 de la Escuela Militar, el ministro de Defensa Javier García aseguró la aplicación de «tolerancia cero» ante cualquier tipo de abuso o de maltrato en una institución de enseñanza militar y dijo que el mando militar se funda en la racionalidad, liderazgo, en la instrucción, en la disciplina y valores.

El presidente Luis Lacalle Pou, el ministro García, el subsecretario Rivera Elgue y el comandante en jefe del Ejército, Gral. Gerardo Fregossi, encabezaron este miércoles el acto de clausura de los cursos 2021, durante el cual 38 cadetes recibieron los sables de manos del presidente de la República y los despachos por parte del ministro de Defensa, convirtiéndose en alféreces.








El ministro García dijo en una rueda de prensa que hay «cambios positivos tanto de organización de los años como de programas. Por ejemplo, hay un proceso de descentralización que estamos profundizando, un anhelo y un reclamo importante de las familias de alumnos del liceo de Tacuarembó que no tenían sexto año, que van a tener a partir del año que viene sexto año. Eso significa descentralización, porque chicos y muchachas que tenían que venir a culminar acá, por lo menos en las dos orientaciones que convoca más alumnos: economía, humanístico, social, van a tener su sexto año en Tacuarembó», explicó.

«Así que descentralización y justicia porque significa tener posibilidades de estudiar en el interior. Aquí en la Escuela Militar, se va a agregar una norma donde a partir del año que viene se va a requerir sexto año aprobado, se ingresaba con quinto año de bachillerato, y ahora toma un grado de profundización en la especialización, así que, sexto año y se va a hacer la licenciatura en Ciencias Militares aquí en la escuela. Así que, cambios bien importantes en lo que significa la organización y los programas», subrayó el ministro.

Consultado sobre si se ve interés por estas carreras y si hay muchos jóvenes que se inscriben, respondió que «este año al tener sexto año de requerimiento, va a haber alumnos que van a tener que hacer el sexto año afuera de la Escuela, ingresar con el bachillerato cumplido. No han terminado las inscripciones, pero, estamos ante una de las instituciones de formación militar de más prestigio académico en la región. Por algo frecuentemente hay intercambios de estudiantes de otros países o cuando van nuestros oficiales al exterior su reconocimiento. Y algo que quiero subrayar que no es menor, la jefa es una oficial, mujer, este año, por primera vez la jefa del cuerpo de cadetes es Tte. Cnel. Andrea Abimorad, fue quien lideró a toda esta generación de cadetes. Creo que es un cambio bien significativo de algo que significa el protagonismo y el liderazgo de la mujer en tareas como son de real significado como son la formación de futuros oficiales de la República», precisó.

Agregó que la licenciatura es «un avance muy importante, antes se hacía a nivel de posgrado, ahora se va a hacer aquí en la Escuela Militar y, significa una licenciatura de nivel universitario, la licenciatura en Ciencias Militares. Creo que habla mucho de lo que significa la formación académica del profesional, que obviamente tiene todo un componente de disciplina, de instrucción, de formación típicamente militar, pero no hay ninguna profesión -la militar tampoco- que pueda ser de excelencia si no va unida a una gran formación académica».

Consultado acerca de situaciones de abuso en el ámbito de la formación militar, el ministro García respondió que «lo dijo muy bien el director, iba a ser un mensaje que se va a dar hoy en todas las ceremonias tanto aquí como en el liceo de Tacuarembó y en los próximos días en la sede de Montevideo del Liceo Militar. Que es la tolerancia cero a cualquier tipo de abuso o de maltrato en una institución de enseñanza. Esto vale para cualquier institución de enseñanza de cualquier nivel. Y por supuesto que, en las instituciones militares también. Lo hemos hablado con los comandantes la semana pasada, por eso hoy el jefe de aquí habló de ese tema. Y significa que el liderazgo, la formación se funda en valores, siempre se debe fundar en valores y el mando militar se funda, por supuesto, en la racionalidad, en el liderazgo, en la instrucción, en la disciplina y, vuelvo a reiterarlo, se es jefe porque están nutridos como están nutridos nuestros jefes, de valores. Y eso es lo que queremos instruir. Aquel que se aparta de estas normas, está fuera no solo de las normas, de la institución», enfatizó.





Valores artiguistas

Por su parte, el director de la Escuela Militar coronel Luis Prantl dijo en su discurso que es «nuestra escuela, un instituto de nivel terciario reconocido por el Ministerio de Educación y Cultura, aportando a los valientes jóvenes que optan por este particular modo de vida que es la carrera de las armas, una educación integral cimentada en asignaturas profesionales, científico-técnicas y educación física, para lograr una sólida formación superior basada en firmes valores y moral ciudadana. En referencia al nivel de nuestros oficiales en comparación con las más adelantadas naciones como anhelaba el presidente de la República el día de creación, sobran los ejemplos en intercambios, pasantías, cursos y misiones operativas en recónditos lugares del mundo, en que nuestros oficiales han dejado bien en alto el prestigio de nuestra bandera», indicó.

Dijo que «adicionalmente, la formación en valores éticos y morales cobra cada vez mayor relevancia, aquí son transmitidos y vividos, diaria e intensamente, la disciplina, la abnegación, el honor, el valor, la responsabilidad, la camaradería, la dedicación, el patriotismo, el respeto, la honestidad, la solidaridad y la lealtad, entre otros. Valores artiguistas por naturaleza, bases para renovar cada día nuestro compromiso con el padre de la patria. En este sentido, teniendo en cuenta la complejidad del comportamiento humano y que esporádicamente se detectan individuos que con un falso concepto del mando incurren en acciones que además de ser antirreglamentarias, están expresamente prohibidas en múltiples órdenes y directivas del instituto, del Sistema de Enseñanza y Comando General del Ejército, siendo reforzadas además por Directivas del Mando Superior de las Fuerzas Armadas; continuaremos siendo inflexibles con aquellos individuos que incurran en prácticas que afecten la dignidad humana, como marca la tradición y cultura institucional», enfatizó el director de la Escuela Militar.

 Agregó luego que «hoy resulta ineludible mencionar la afectación que acarreó la pandemia por COVID-19 a la formación de nuestros Cadetes en el transcurso de los años 2020 y 2021; se tuvieron que adaptar clases eminentemente presenciales a modo virtual privándonos de la necesaria cercanía alumno/instructor/profesor por extensos períodos, afectando nuestro indispensable régimen de internado, fundamental en la formación integral como líderes, en el fortalecimiento del espíritu de cuerpo, en el cultivo de la responsabilidad, en el desarrollo del compañerismo y la solidaridad en todo momento y lugar; además del desarrollo de actividades colectivas, las que requieren para su éxito camaradas que interactúen en forma cercana, que se conozcan al detalle y que se apoyen en pos del logro colectivo, base de la actuación de nuestro Ejército en sus múltiples misiones».