El Ministerio de Salud Pública ha emitido una serie de recomendaciones para el uso prudente de la pirotecnia en estas fiestas tradicionales. Cabe recordar que en algunos departamentos, se ha decretado la prohibición del uso y comercialización de pirotecnia sonora.

El Ministerio de Salud Pública ha emitido una serie de recomendaciones para el uso prudente de la pirotecnia en estas fiestas tradicionales. Cabe recordar que en algunos departamentos, se ha decretado la prohibición del uso y comercialización de pirotecnia sonora.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) recuerda especialmente que la utilización de artefactos de pirotecnia representa un riesgo para la salud y su manipulación incorrecta puede ocasionar graves lesiones físicas, tales como quemaduras, problemas auditivos y daños oculares irreversibles.

Las partes del cuerpo que suelen resultar más afectadas por accidentes de pirotecnia son las manos, los ojos, la cabeza y el rostro, en la mayoría de las ocasiones las lesiones son de quemaduras. La mitad de las personas afectadas son niños que no cuentan con las habilidades requeridas para usar este tipo de productos de forma segura.

Los únicos productos pirotécnicos autorizados para uso son los habilitados por el Servicio de Material y Armamento (SMA). Es necesario leer detenidamente y seguir todas las instrucciones y advertencias que se hacen en sus envoltorios.

En caso de suceder lesiones o quemaduras, el MSP recomienda:

  • consultar en forma inmediata al médico y/o a emergencia móvil,
  • evitar el uso de “remedios caseros” tales como pasta de dientes, tomates, tabaco, miel, entre otros.








Recordamos:

  • Los fuegos artificiales deben ser encendidos y usados sólo por los adultos y no deben utilizarse bajo los efectos del alcohol u otras drogas.
  • Nunca trate de volver a encender fuegos artificiales que no han funcionado en el primer intento. Tampoco utilice alcohol para encenderlos. Si un fuego artificial no se enciende, espere por lo menos cinco minutos, y luego sumérjalo en agua antes de desecharlo.
  • Tenga cerca un balde con agua, una manguera o un extinguidor de incendios para situaciones de emergencia.
  • Use los fuegos artificiales en una superficie estable y plana.
  • Use los fuegos artificiales en un área exterior, abierta y despejada, lejos de sectores con peligro de combustión (edificios, vehículos, arbustos) y nunca en zonas arboladas. Evite encenderlos si hay fuertes vientos.
  • Manténgase a una distancia segura de los fuegos artificiales una vez encendidos (particularmente los niños).
  • Encienda los fuegos artificiales uno a uno con un palo largo o con una antorcha, apartándose a la mayor distancia posible.
  • No apunte, tire o dispare cualquier tipo de fuego artificial a personas o propiedades.
  • Almacene los fuegos artificiales en un lugar fresco y seco, nunca cerca de fuentes de calor (se aconseja no dejarlos expuestos al sol)





Ante un incidente relacionado con fuegos artificiales:

  1. Si cae fuego sobre la ropa, se lo debe sofocar envolviendo a la persona afectada con una manta o haciéndola rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar y menos aún correr.
  2. Si se produce una quemadura leve, se recomienda lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y frenar la acción calórica, así como cubrir esa misma zona con paños limpios, toallas o sábanas. No deben colocarse cremas, pomadas ni ungüentos caseros.
  3. En caso de que se produzcan incidentes con compromiso ocular, no deben tocarse los ojos.

La información sobre el correcto uso, el cumplimiento de las normativas y la supervisión por parte de los adultos, previene estos accidentes.

Ministerio de Salud Pública – Dirección de Bomberos – Sociedad Uruguaya de Pediatría.