El pasado sábado, la Asociación de Cohetería Experimental y Modelista del Uruguay realizó una compleja jornada de lanzamientos, para probar una computadora de vuelo desarrollada por científicos de nuestro país.

El pasado sábado, la Asociación de Cohetería Experimental y Modelista del Uruguay realizó una compleja jornada de lanzamientos, para probar una computadora de vuelo desarrollada por científicos de nuestro país.

La Asociación de Cohetería Experimental y Modelista del Uruguay (ACEMU), se hizo presente en la Escuela Militar de Aeronáutica, para realizar una compleja jornada de lanzamientos. Esta asociación, que meses atrás había dejado de asistir por los protocolos dispuestos por la Dirección, es la misma que prestó apoyo con su tecnología al Instituto con la confección de máscaras faciales protectoras que fueron y son utilizadas por personal sanitario no solo de la EMA sino de la Fuerza Aérea.

El sábado 18 pudieron una vez más, dedicarse en un 100% a su tarea científica. La ACEMU está integrada por personas con intereses y conocimientos de cohetería y ciencias asociadas con esta y otras actividades. Esta asociación normalmente realiza diseño, construcción y operación de cohetes experimentales desarrollados en Uruguay, y que son probados en las instalaciones de la EMA.








En esta oportunidad se probaría un desarrollo una nueva computadora de vuelo que cuenta entre otras cosas con un altímetro y que transmite al mismo tiempo todos los datos de telemetría a tierra. Uno de los cohetes tenía 3 microprocesadores. Uno de ellos se encargó de las comunicaciones, el otro se encargó de guardar la información en una tarjeta SD y el último es el integrador de los dos primeros además de los sensores propios del artefacto.

Todo su circuito impreso y diseño, fue realizado por Ing. electrónico Lucio Barbieri, que no solo es el hardware sino todo lo que refiere al software y programas asociados para un óptimo funcionamiento.

“Hoy no usaremos en esta integración los acelerómetros y giroscopios. No obstante todos los cohetes tienen altímetros que cuando lleguen a su apogeo, desplegarán su paracaídas para la pronta recuperación” explicó el técnico en electrónica Enrique Madruga.

Estos cohetes utilizan como combustible el denominado “Candy”. El combustible candy es un combustible que se usa como propulsor principalmente en la cohetería experimental debido a su facilidad de elaboración. El combustible esta formado por una mezcla de nitrato de potasio (66%) y azúcar (33%). Se liberan con ello gases útiles para crear presión y propulsar el cohete.





Esta jornada se fue incrementando en complejidad y entre cada uno de los lanzamientos, se fueron corrigiendo defectos o procedimientos. Uno de estos cohetes contó con cámara de filmación, para obtener toda la secuencia y poder luego, estudiar los lanzamientos. Tabaré Pérez, presidente de ACEMU señaló que los altímetros detectan por presión el apogeo, y dispara la carga de eyección para el paracaídas. Esto lo hace a través de un pistón, que empuja, separa y despliega el paracaídas. Asimismo Tabaré explicó que el objetivo de la jornada es probar nuevas tecnologías (como la del altímetro) así como de construcción de motores.

La ACEMU se está acercando a la tecnología constructiva de los motores comerciales, y si bien por el alto costo es difícil de alcanzar, tratar de reproducirlas es un gran desafío que están dispuestos a alcanzar.

Se utilizó también motores sin tobera, la cual es una nueva tecnología que es más fácil de construir, dejando un rendimiento aceptable. Esto, si bien no es lo óptimo, es aceptable para volar. Y esto es necesario, ya que es una buena forma de construir rápido motores sin depender de tornería así como menores costos asociados.

“Hoy los lanzamientos serán con y sin tobera, que nos dejan con curvas de quemado diferentes y por consiguiente tendrán curvas de empuje diferentes. En alguna aumenta y en otra se mantiene…” explicó Kenneth Irving, quien es docente y administrador de sistemas.

La EMA para brindar seguridad, destacó en el lugar de lanzamiento al camión bombero y la ambulancia con médico y enfermero de servicio. Toda la operativa estuvo a cargo de forma presencial por el subdirector del Instituto, Tte. Cnel. (Av.) Gerardo Tajes, así como por el Capitán de Servicio Tte. 2º (Esp.) Victor Segovia.

Asimismo y no de menor importancia, se hicieron presentes a los lanzamientos el director del Servicio de Mantenimiento Cnel. (Nav.) Andrés Arcauz y el jefe del Departamento Operativo del Servicio de Meteorología de la FAU, Cap. (Esp.) César Vecino.   

En cuanto a la seguridad el Centro de Operaciones Aéreas tramitó una reserva de espacio aéreo para los lanzamientos, que salió oportunamente en el NOTAM. La torre “Gral. Artigas” fue la encargada de los pormenores de coordinación con los demás actores. El Cad. 2 F. Irigoyen y los Aspirantes A. Motta y F. Burnett acompañaron la jornada.