Judiciales consideran que el silencio del Poder Ejecutivo «puede estar avalando» la «teoría de los infiltrados» en la Justicia

Judiciales consideran que el silencio del Poder Ejecutivo «puede estar avalando» la «teoría de los infiltrados» en la Justicia

Luego que se conocieran los dichos de la senadora del Partido Nacional, Graciela Bianchi, con acusaciones graves señalando que el Poder Judicial está «infiltrado» por el Frente Amplio y que esa es la explicación de que no haya más ex jerarcas frenteamplistas «tras las rejas», la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay, la Asociación de Magistrados del Uruguay, la Asociación de Actuarios del Uruguay, la Asociación de Defensores de Oficio y la Asociación de Informáticos Judiciales del Uruguay se manifestaron en defensa de las instituciones democráticas, «entre las que se encuentra la independencia del Poder Judicial y la plena vigencia del Estado de Derecho».








Para el secretario general de la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU), «sorprenden varios silencios» en relación a los dichos de la senadora del gobierno. «En primer lugar el silencio de la Suprema Corte de Justicia». Según explicó Pablo Elizalde, es llamativo que la SCJ «no haya salido a confrontar» los dichos y acusaciones contra la independencia de uno de los poderes fundamentales del Estado.

Elizalde fustigó también el silencio del Poder Ejecutivo y del Parlamento Nacional, por la gravedad institucional de las acusaciones. «Se corre el riesgo que se instale la idea de que todo está dañado».

Según el dirigente de la AFJU, acá no se trata de sacar cuentas y ver quién está más afectado institucionalmente por dichos y acusaciones como las de la senadora oficialista. «No se debe observar desde ese lugar la realidad, a ver si en realidad los dichos recaen en mayor medida sobre la Universidad de la República o la Fiscalía. «Acá se daña la credibilidad institucional en su globalidad», aclaró.

En la pasada jornada, la Asociación de Magistrados del Uruguay se pronunció sobre las afirmaciones de la senadora del Partido Nacional reiteró “el compromiso de los jueces con los principios del debido proceso, independencia e imparcialidad”, al tiempo que puntualizó que quien considere que los mismos en algún caso no se han cumplido, «tiene a su alcance las vías legales pertinentes para hacer los reclamos que correspondan”.

En el mismo sentido, el Fiscal de Corte, Juan Gómez, sostuvo que le consta que «jueces y fiscales no nos guiamos por cuestiones ajenas a lo que uno tiene que resolver, que son casos concretos, que se resumen en la ocurrencia de un hecho, su prueba y la eventual acción que tenga que ejercer”, al tiempo que enfatizó que no comparte lo sustancial de los dichos de Bianchi ni las conclusiones a las que llegó.





El secretario general de la AFJU manifestó que un aspecto a tener en cuenta es que la senadora «no dio una opinión sino que aseveró», lo que resulta más grave. «Por ello coincido con el doctor Juan Ceretta cuando manifestó que todos los partidos políticos con representación parlamentaria deberían salir a cuestionar estos dichos y me parece que particularmente el Partido Nacional debería salir primero que nadie a marcar su postura sobre el pensamiento sobre el Poder Judicial y si comparte que el Poder Judicial está infiltrado por alguien que no se nombra. Y si hay pruebas, que se planteen en los ámbitos naturales correspondientes donde se tiene que plantear. Creo que la senadora debería dar explicaciones en las comisiones de Constitución y Legislación del Parlamento». Asimismo, Elizalde remarcó que si la senadora no tiene pruebas, entonces “actuó con una irresponsabilidad institucional mayúscula”.

Por último, el secretario general de la AFJU, valoró el pronunciamiento público del ministro de Trabajo, Pablo Mieres, quien se deslindó políticamente de los dichos de la senadora del gobierno Graciela Bianchi. Mieres escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que expresó «total apoyo y confianza en el Poder Judicial y sus magistrados. Son una garantía del sistema democrático republicano de nuestro país».

Elizalde remarcó la gravedad del silencio político a excepción del ministro Mieres. «El silencio del Poder Ejecutivo y del Parlamento es elocuente y de alguna forma, estarán avalando las acusaciones de la senadora Bianchi». Empero, aclaro que «ojalá» esto no sea así y finalmente, llegue un pronunciamiento categórico por el bien de la institucionalidad.