Nicolás Cendoya exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones fue imputado por tres delitos de abuso de funciones

Nicolás Cendoya exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones fue imputado por tres delitos de abuso de funciones, el fiscal Diego Pérez solicitó la formalización sobre Cendoya por su participación en la Ursec.








El juez Fernando Islas dispuso la imputación por tres delitos de abuso de funciones para Nicolás Cendoya, el exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones en representación del Frente Amplio.

Tras más de diez horas de audiencia, el juez penal de 31° turno, Fernando Islas, imputó al exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) Nicolás Cendoya por tres delitos de abuso innominado de funciones. Fuentes allegadas a la causa dijeron a la diaria que la audiencia continuará este miércoles para definir las medidas cautelares que se les impondrá a los imputados.

El artículo 162 de Código Penal prevé penas de entre tres meses de prisión y tres años de penitenciaría y multas de entre diez y 3.000 unidades reajustables para el funcionario público “que, con abuso de su cargo, cometiere u ordenare cualquier acto arbitrario en perjuicio de la Administración o de los particulares” que no esté previsto expresamente por la ley.

De esta forma, el juez Islas accedió al pedido realizado en junio por el fiscal de Flagrancia de quinto turno, Diego Pérez, quien encontró responsabilidad de Cendoya en la destrucción de documentación del organismo e irregularidades en el otorgamiento del permiso de transmisión de una radio comunitaria en Salto y en la habilitación de una FM en Palmitas (Soriano).





También fueron imputados el expresidente de la Unidad Reguladora, Gabriel Lombide, por un delito de abuso de funciones, el ex secretario general Oscar Mecol por un delito de abuso de funciones en calidad de coautor y la secretaria Luján Varela por dos delitos de abuso de funciones en calidad de coautora.

La denuncia fue realizada por la actual presidenta de la Ursec, Mercedes Aramendía, en junio de 2020, luego de que se conociera que un funcionario, asesor de Cendoya, había ingresado a las oficinas para triturar documentación dos meses después de haber renunciado al cargo. La defensa de Cendoya, llevada adelante por el abogado Martín Fernández, anunció que apelará la sentencia de primera instancia.