Sindicato Único de Trabajadores de Instituciones Gremiales y Afines, exige «seriedad», «transparencia» y «respeto».

Sindicato Único de Trabajadores de Instituciones Gremiales y Afines, exige «seriedad», «transparencia» y «respeto».

En una contundente declaración a las autoridades nacionales y a la opinión pública, los trabajadores nucleados en el Sindicato Único de Trabajadores de Instituciones Gremiales y Afines (SUTIGA), exigió al ministro Martín Lema y al gobierno la implementación de procesos licitatorios «transparentes, justos y con un marco legal en igualdad de condiciones para todas las organizaciones, así como para sus trabajadoras y trabajadores».

Asimismo, SUTIGA reafirma su preocupación y denuncia que en la licitación de Centros Nocturnos, de 17 colmenas tan solo se adjudicaron 6 y en los Centros de 24 horas de Mujeres con NNA a cargo, de 9 colmenas solo se adjudicó 1.

Para el sindicato, es imprescindible que el gobierno y la administración Lema expresen su voluntad de manera clara para que trabajadoras, trabajadores y usuarios no vean nuevamente vulnerados sus derechos por incumplimientos o demoras en las partidas. Además, que se prevean los mecanismos necesarios para garantizar la continuidad de los servicios con seriedad; «la continuidad laboral para compañeras y compañeros que ya vienen desempeñándose en el programa» y la implementación de «procesos licitatorios transparentes, justos y con un marco legal en igualdad de condiciones para todas las organizaciones así como para sus trabajadores».








Texto íntegro

El pasado 25 de Marzo las trabajadoras/es tercerizadas/os organizadas nos movilizamos frente al Ministerio de Desarrollo Social por la preocupación que nos generan los procesos de licitaciones públicas llevada adelante por la administración del ministro Martín Lema. Hoy tenemos que denunciar que en la licitación de los Centros Nocturnos, de diecisiete colmenas solo se adjudicaron seis, y en los centros 24 hs. de Mujeres con Niños Niñas y Adolescentes a cargo, de nueve colmenas solo se adjudicó una. Esta situación deja a más de 500 trabajadoras y trabajadores en la incertidumbre de no saber qué va a acontecer con sus fuentes laborales actuales y con la continuidad de los servicios en el corto plazo.

La información brindada por el ministerio sobre este tema no es ni clara ni certera, y deja en evidencia la improvisación de esta administración para desarrollar el Programa Calle. Los últimos procesos de licitación del programa preveían cambios importantes en la gestión de los dispositivos al pasarse al formato colmena; sin embargo, este proceso se ve truncado en la última licitación por errores en las propuestas presentadas que en su mayoría son de carácter administrativo. A algunas organizaciones que ya gestionan centros 24 horas de mujeres con NNA se les ha ofrecido una compra directa que no se apega a las condiciones establecidas en el pliego 14/2021, tal y como sugieren las orientaciones de la CADEA y del TOCAF. Entendemos que detrás de los resultados de las licitaciones hay decisiones y voluntad política en cuanto a la gestión del programa, que en ningún momento no toman en consideración las afectaciones que esto genera en los puestos de trabajo y en los derechos de las/os trabajadoras/es del programa.

Los y las trabajadoras del programa calle estamos en una situación de incertidumbre total respecto a la continuidad de nuestros puestos de trabajo y de los servicios. En el mejor de los casos, nuevamente nos vemos sometidas a contratos precarios, de menos de un año de duración, trabajando con población vulnerable en servicios que tampoco tienen garantizada su continuidad y ni siquiera el mantenimiento de las condiciones actuales. Siempre puede empeorar.

Por último y de gran importancia denunciamos que el atraso en las partidas y por ende en nuestros salarios sigue existiendo, aún hoy hay compañeras/os que siguen sin cobrar sus salarios de los meses de Febrero y Marzo. Las trabajadoras/es prevemos que esta situación va a alcanzar a todas/os las/os trabajadoras/es en los meses de Mayo y Junio dado que las “demoras administrativas” de las compras directas llevan a que haya proyectos que funcionan casi tres meses sin recibir un solo peso del Ministerio, situación que reviste gran preocupación y que ya fue denunciada en 2020 y 2021 por nuestro sindicato.





Por todo esto exigimos una vez más:

– Voluntad en la gestión para que trabajadoras/es y usuarios no vean nuevamente vulnerados sus derechos por incumplimientos o demoras en las partidas.

– Que se prevean los mecanismos necesarios para garantizar la continuidad de los servicios con seriedad.

– La continuidad laboral para compañeras y compañeros que ya vienen desempeñándose en el programa.

– La implementación de procesos licitatorios transparentes, justos y con un marco legal en igualdad de condiciones para todas las organizaciones así como para sus trabajadoras/es.