Hasta el 27 de mayo se puede participar en la Consulta Pública de la Estrategia Nacional de Acción para el Empoderamiento Climático

Hasta el 27 de mayo se puede participar en la Consulta Pública de la Estrategia Nacional de Acción para el Empoderamiento Climático

Está disponible hasta el 27 de mayo, el formulario para participar del proceso de consulta de la Estrategia Nacional de Acción para el Empoderamiento Climático (ACE) de Uruguay.

En el marco de los compromisos asumidos frente a la agenda climática internacional, Uruguay se ha abocado al desarrollo de una Estrategia Nacionalde Acción para el Empoderamiento Climático (ENACE).
Seis son los elementos considerados clave para el empoderamiento climático, desde el artículo 6 de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) y el artículo 12 del Acuerdo de París: educación, formación, sensibilización pública, acceso público a información, participación pública y cooperación internacional. Sobre la base del Programa de Trabajo de Doha1 elaborado para el período 2012-2020 y más recientemente desde las orientaciones surgidas en el Plan de Trabajo de Glasgow, se alienta a los países a elaborar estrategias que consoliden estos lineamientos.








En este documento se sintetizan aspectos clave para la elaboración de una Estrategia Nacional para el Empoderamiento Climático. En primer lugar, elementos que permitan comprender la situación nacional en material institucional y de instrumentos de política pública, junto a un diagnóstico sobre la situación de la educación, la formación y la sensibilización, el marco de participación, acceso público a información y cooperación internacional desde la perspectiva del empoderamiento climático.

En segundo lugar, se presenta el proceso de construcción de la estrategia con base en un proceso participativo, y sus objetivos, lineamientos estratégicos y acciones a implementar. Finalmente se presentan una serie de recomendaciones para implementar en el período de corto plazo.

Bajo el concepto de Acción por el Empoderamiento Climático (ACE) se enmarcan los seis elementos planteados en el artículo 6 de la Convención y en el artículo 12 del Acuerdo de París: educación, formación, sensibilización pública, acceso público a información, participación pública y cooperación internacional.






El Programa de Trabajo de Doha2 fue elaborado para avanzar en la implementación de estos lineamientos en un período de 8 años (2012-2020) y alentar a los países a informar sus avances en la implementación de este Programa en sus documentos y reportes nacionales3. Este Programa generó las bases para la acción climática bajo una serie de principios o consideraciones: las iniciativas deben estar en manos de los países y en acuerdo con
sus circunstancias nacionales; la integración gradual de ACE tanto en programas como en estrategias existentes sobre cambio climático; deben ser flexibles y eficaces en función de los costos; un enfoque holístico y sistemático; bajo los principios del desarrollo sostenible; un enfoque intergeneracional; un enfoque interdisciplinario, participativo, multisectorial y basado en la intervención de múltiples interesados; incorpora la perspectiva de género; alienta la promoción de asociaciones, redes y sinergias.

Para su implementación, el Plan de Trabajo de Doha alentó a los países a desarrollar actividades según sus circunstancias y capacidades,
sobre la base de categorías que reflejan los 6 elementos definidos en el artículo 6 la Convención:
● Educación. Promover, facilitar, desarrollar y aplicar programas de educación y capacitación formal y no formal sobre el cambio
climático a todos los niveles, que estén dirigidos a las mujeres y los jóvenes en particular y que abarquen el intercambio o la
adscripción de personal para la capacitación de expertos, y cooperar en esta esfera.

Formación. Promover, facilitar, desarrollar y aplicar programas de formación sobre el cambio climático para los grupos que tengan una
función clave, como el personal científico, técnico y directivo, los periodistas, los docentes y los dirigentes comunitarios a nivel local,
nacional, subregional, regional e internacional, según proceda, y cooperar en esta esfera. Las competencias técnicas y los
conocimientos ofrecen la oportunidad de abordar y tratar adecuadamente las cuestiones del cambio climático.
● Sensibilización del público. Promover, facilitar, desarrollar y aplicar programas de sensibilización del público sobre el cambio climático
y sus efectos a nivel nacional y, cuando sea el caso, subregional, regional e internacional, y cooperar en esta esfera, en particular
mediante el fomento de las contribuciones y las acciones individuales de lucha contra el cambio climático, el apoyo a las políticas
inocuas para el clima y la promoción de cambios en el comportamiento, utilizando entre otras cosas los medios de comunicación de
mayor difusión y teniendo en cuenta la importante función que pueden desempeñar en este contexto las plataformas y estrategias de
los medios sociales.
● Acceso del público a la información. Facilitar el acceso del público a los datos y la información, suministrando la información sobre las
iniciativas y políticas relativas al cambio climático, y sobre los resultados de las medidas adoptadas, que el público y otros interesados
necesitan para comprender y abordar las cuestiones del cambio climático y para darles respuesta. En esta labor deberían tenerse en
cuenta factores tales como la calidad del acceso a Internet, los índices de alfabetización y las cuestiones lingüísticas.
● Participación del público. Promover la participación del público en el examen del problema del cambio climático y sus efectos y en la
adopción de medidas de respuesta adecuadas, facilitando la retroinformación, el debate y el establecimiento de alianzas en las
actividades sobre el cambio climático y en la gobernanza, teniendo presente la importante función que pueden desempeñar en este
contexto las plataformas y estrategias de los medios sociales.
● Cooperación internacional. La cooperación subregional, regional e internacional en la realización de actividades en el ámbito del
programa de trabajo puede acrecentar la capacidad colectiva de las Partes para aplicar la Convención. Los trabajos de las organizaciones intergubernamentales y las ONG también pueden contribuir a la aplicación. Esa cooperación puede potenciar las
sinergias entre las convenciones y mejorar aún más la eficacia de todos los esfuerzos encaminados al desarrollo sostenible.

Acceder al formulario del proceso de consulta.