El presidente del PIT CNT Marcelo Abdala criticó la prioridad de abatir el déficit fiscal en vez de tirarle una mano a los más empobrecidos”

El presidente del PIT CNT Marcelo Abdala criticó la prioridad de abatir el déficit fiscal en vez de tirarle una mano a los más empobrecidos, Abdala enumeró las propuestas hechas al Poder Ejecutivo, como subir el salario mínimo nacional y continuar con los jornales solidarios; además cuestionó los planteos hacia la reforma jubilatoria.








Una mujer irrumpió en acto del Pit-Cnt para reclamar tras la muerte de su hija y Abdala se comprometió a ayudarla

La mujer denunció la muerte de su hija en una empresa eólica y pidió ayuda de parte de la central sindical. El presidente, Marcelo Abdala, dijo que se encargarán del tema.

Mientras los dos presentadores realizaban una introducción, la mujer vestida de camisa verde subió al escenario y tomó un micrófono.

«Esto está fuera de protocolo, me llamo Andrea Colombo, soy la madre de Martina Colombo que murió este año en una empresa multinacional porque no la cuidaron. El Pit-Cnt no me atendió como tendría que haberme atendido y mi hija murió el 7 de enero. Fue la primera muerta trabajadora este año», comenzó.

«Una empresa multinacional la mató en un campo eólico. Las condiciones no eran las condiciones laborales que correspondían, de eso tenemos que hablar, de eso nos tenemos que cubrir. Una nena de 23 años a tres materias de recibirse de ingeniera».

Algunos miembros del Pit-Cnt intentaron cortar la situación y se comprometieron a ayudarla mientras que otros pidieron que la dejen expresarse. Colombo volvió a referirse al tema en el escenario y luego el acto continuó con normalidad.

El presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala dijo hoy 1º de mayo en el Día de los Trabajadores que tendrá una reunión el miércoles con el presidente Luis Lacalle Pou.

Esto se hace entre todos, no desde un gabinete o escritorio, en cada barrio o lugar de trabajo. Por el pan de las compañeras y compañeros que la pasan mal, por perspectivas de las soluciones que planteamos y esperamos que el miércoles tengan una respuesta positiva, por la perspectiva de ir a una sociedad más democrática, igualitaria y sin explotación.

El presidente del PIT-CNT comenzó su alocución con un reclamo de paz mundial ,Abdala dijo que una vez más se apela al fenómeno de la guerra para el reparto imperialista del mundo”.

Dentro de los tres puntos a desarrollar por Abdala, dijo que el primero fue cómo estamos parados, repasó diversos números: el producto interno bruto (PIB) está 1,5% por encima del 2019, mientras que los salarios están casi 4,5 puntos por debajo del nivel pre pandemia, 42% de los ocupados ganan menos de 25.000 pesos mensuales, esto son unos 650.000 uruguayos, y 230.000 “deben sobrevivir con menos de 15.000 pesos mensuales”; hay “66.000 pobres más” y muchos “son niños” en relación a 2019; hay 132.000 desempleados y los puestos generados han sido “a partir de salarios empobrecidos”.





Las propuestas del PIT-CNT

Ante el “carácter insuficiente” de las medidas que tomó el Poder Ejecutivo, el PIT-CNT pretende mostrar que “existe una agenda diferente”, para “que los sectores populares puedan llegar en mejores condiciones a fin de mes y a pagar la olla”. Dijo que la central sindical va a establecer “una acción de movimiento, lucha y diálogo” en busca de “que se abra la pauta para transitar un camino diferente”.

En ese sentido, enumeró una serie de propuestas: “subir las asignaciones familiares y la Tarjeta Uruguay Social [del Ministerio de Desarrollo Social] en 300 millones de dólares para dar una mano a los más desposeídos, ya que el Poder Ejecutivo sobrecumplió sus metas de ahorro fiscal en 350 millones de dólares; para los jornales solidarios [programa que se hizo a través de las intendencias], que fueron una buena decisión en el marco de la asistencia social, proponemos que la gente no se quede en la calle cuando terminen [a fin de mes] sino que haya una negociación entre el Ejecutivo y las intendencias, sino perderemos casi 40% de los nuevos puestos de trabajo de la noche a la mañana”.

También Abdala mencionó un planteo que reconoció ya fue analizado y rechazado por el Poder Ejecutivo, pero por lo que la central obrera insistirá: “aumentar el salario mínimo nacional, sería una mano tendida a los más desposeídos”.

También pidió “aumentar la inversión pública en infraestructura y en trabajos que apunten al desarrollo integral del país”; que a las empresas públicas “no se las gestione solo con criterio fiscalista sino como locomotoras del desarrollo”; acelerar el plan nacional de viviendas; y un sistema de compras públicas que priorice a las empresas locales.

Otro planteo realizado por el presidente del PIT-CNT fue convocar a un diálogo tripartito con el gobierno y empresarios “cuyo centro sea hacer todos los esfuerzos, con cabeza grande y sin dogmas ni ortodoxia, y donde podamos negociar palmo a palmo la necesidad de un plan de generación de puestos de trabajo de calidad”.

Al final, Abdala habló acerca de la propuesta de reforma jubilatoria que tiene prevista el gobierno, que enviará en las próximas semanas un proyecto de ley al Parlamento. Anunció “un proceso de lucha ideológica frontal, con respeto por los seres humanos que participan en la contienda”, ya que indicó que “caracterizamos esto como un proceso de ajuste del gran capital contra las grandes mayorías del pueblo”. Sostuvo que “no está bueno” promover la suba de la edad de retiro de 60 a 65 años “en momentos de revolución tecnológica, de inteligencia artificial, donde vamos a tener problemas para generar el reparto del trabajo, donde aparecerán nuevamente las banderas del movimiento obrero de la lucha por reducir jornada de trabajo”.

“Lo decimos con respeto: no llevamos el planteo de aumentar edad de jubilarse al barrer, no se estudia la financiación ni se tocan otras cajas, como la militar, además que se generaliza la acumulación privada metida en la seguridad social con las AFAP”, indicó. “No decimos que nuestra perspectiva sea la única, pero no compartimos poner a los trabajadores en el banquillo de los acusados”, agregó Abdala, y respaldó al director del Banco de Previsión Social (BPS) en representación de los trabajadores, Ramón Ruiz.

Por último, el presidente de la central sindical evaluó como “una gran patriada” el proceso de la juntada de firmas y posterior campaña para el referéndum de derogación parcial de la ley de urgente consideración. Pese a no lograrse el objetivo en las urnas, consideró que “el nivel de unidad y militancia, el estado de ánimo, es infinitamente superior a los que teníamos a principios del 2020”, por lo que agradeció “a todos los que se pelaron los talones y salieron a dar esta batalla”.