30 años de condena para el autor del homicidio de un profesor de inglés del departamento de Maldonado, ocurrido en 2018

30 años de condena para el autor del homicidio de un profesor de inglés del departamento de Maldonado, ocurrido en 2018

La Fiscalía Departamental de Maldonado de 1° turno, a cargo del fiscal Sebastián Robles junto con su equipo integrado por los fiscales adscriptos María Olazabal y Diego Silveira, obtuvo como resultado de un juicio oral, la condena de un hombre por el homicidio de un profesor de inglés ocurrido en la noche del día 9 de julio de 2018.








R.M.B.L. fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de treinta años de penitenciaría de cumplimiento efectivo con descuento de la preventiva cumplida.

Por este caso, se había condenado previamente a seis personas más: L.J.M.M. fue condenada como coautora penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de veinticuatro años de penitenciaría; C.M.M. fue condenado como coautor penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de veinticuatro años de penitenciaría; M.G.V. fue condenado como coautor penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de veinticuatro años de penitenciaría; C.A.A. como autor penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de veinticinco años de penitenciaría; L.G.F. como cómplice penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de ocho años de penitenciaría y G.F.S. como cómplice penalmente responsable de homicidio especial y muy especialmente agravado a la pena de ocho años de penitenciaría.

Según el relato de los hechos, L.M. mantuvo una relación sentimental con la víctima desde 1997. En marzo de 2016 se divorciaron, dejando de ser pareja en el año 2005, continuando la convivencia hasta el año 2015, momento en que M. comenzó una relación con el también condenado M.M.

Durante el matrimonio adquirieron diversos bienes muebles e inmuebles, los cuales fueron vendidos en su mayoría a la también condenada L.G. en el año 2016, quien convivía con M. por ser su amiga incondicional.

Asimismo, el matrimonio finalizó con denuncias de amenazas formuladas por ambos y del mismo modo con disputas en el orden económico.

En este contexto, fue que L.M. y M.M. planificaron la muerte de la víctima con la colaboración de L.G., para lo que contrataron a F.S., M.G., C.A. y a M.B.

M.M. se contactó con su amigo M.G., que vivía en el barrio Antares en Montevideo para que se contactara con sicarios a los efectos de darle muerte a la víctima, quienes fueron trasladados a Maldonado. Es así que M.M. se contactó con C.A. y con M.B.

M.G. solicitó a su primo su automóvil, partiendo hacia Maldonado el 9 de julio  de 2018, y al llegar a la parada 41 de la playa Mansa, en la zona Punta del Chileno, descendieron del mismo y ascendieron al vehículo conducido por F.S., quien los trasladó hacia el domicilio de víctima, bajando del vehículo A. y B.

A. se comunicó por el portero eléctrico, siendo atendido por la pareja de la víctima, haciéndose pasar por un amigo de la hija del hombre, a los efectos de hacerlo venir a la puerta y cuando este salió, B. le efectuó los disparos, uno impactando en el cráneo, provocándole la muerte. Los hombres se retiraron rápidamente del lugar, ascendiendo al automóvil conducido por S. y se marcharon.





Posteriormente, arribaron nuevamente a la zona Piedra del Chileno, subiendo A. y B. a su vehículo y retornando a Montevideo.

La Fiscalía pudo demostrar su teoría del caso con las siguientes evidencias, entre otras: declaraciones de testigos, de funcionarios policiales actuantes y de peritos intervinientes, informe criminalístico de Policía Científica de Maldonado y relevamiento de cámaras de video vigilancia de la zona.

En su sentencia, la Jueza del caso, Vivianna Barlocco, expresó que “…emerge de las actuaciones plena prueba, la cual con gran grado de certeza permite acreditar el delito imputado…”.

“…no existe una hipótesis alternativa planteada por la defensa- que supere la mera alegación- a los efectos de derribar la teoría del caso presentada por la Fiscalía actuante”, agrega.

El fiscal Robles destacó el trabajo de la Policía del departamento y de los técnicos de la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía en este caso.