El Presidente Luis Lacalle recibió la máxima condecoración de honor de Paraguay

La distinción Orden Nacional del Mérito en el grado de Collar Mariscal Francisco Solano López fue otorgada al mandatario uruguayo por su homólogo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, en la celebración del 211.° aniversario de la independencia de ese país. Lacalle Pou agradeció el gesto y dijo que lo recibía como reconocimiento al Uruguay y a todos los héroes nacionales colaboradores de la defensa de la causa paraguaya.








La ceremonia se llevó adelante este 15 de mayo en el salón Independencia del Palacio de López, ubicado en Asunción, Paraguay.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, aseguró que recibía la condecoración, la máxima que otorga Paraguay a un jefe de Estado, como un compromiso con los mismos valores históricos de libre albedrío de los tiempos modernos, en que hay otras herramientas, pero la vocación por la libertad es la misma.

“Los gobiernos tenemos la obligación de practicar la democracia para darle libertad a nuestros pueblos”, expresó el mandatario uruguayo, y agregó que si, se respetan las instituciones, “nuestras naciones son tierra fértil para la llegada de miles de ciudadanos que deseen desarrollarse”.

Resaltó el crecimiento económico y productivo de Paraguay, que, sumado a la vocación portuaria de Uruguay, brinda la posibilidad de avanzar en conjunto. “Estoy convencido de que Uruguay es la salida al mar natural de Paraguay. Acá está Uruguay, disponiendo de sus ríos y de su mar para que Paraguay haga uso de ellos y pueda desarrollarse”, precisó.

Subrayó la importancia del respeto personal entre los mandatarios y que en dicha relación el centro son sus respectivos países.





Abdo Benítez, en tanto, repasó los episodios históricos que unen a ambas naciones desde hace 176 años y que hoy se siguen consolidando en un proceso de integración basado en los valores de sus pueblos.

Agradeció a Lacalle Pou por su apoyo, en especial, durante la pandemia de COVID-19, por la entrega de vacunas, la apertura del mercado de carne porcina en Uruguay, el trabajo para el ingreso de yerba mate paraguaya, la coincidencia en foros internacionales y la amistad, que seguramente trascenderá los mandatos.

Luego, ambos jefes de Estado efectuaron una declaración conjunta a los medios de prensa, en la cual el uruguayo resaltó, con respecto a los temas que los unen a futuro, la solidaridad entre las naciones, el respeto a los valores y principios fundamentales, y los aspectos comerciales.

“Tenemos economías complementarias y, en algunas áreas, similares” reconoció, lo cual no ha sido impedimento para que “las carnes paraguayas estén en las góndolas uruguayas”, al contrario, es un ejemplo de que los países pueden confluir en los intereses, añadió. También hizo referencia a la hidrovía y el tema portuario, así como a la vocación de Uruguay de ser el centro de distribución (hub) de muchos lugares de América del Sur alejados del mar, como Paraguay. “Indefectiblemente, vamos para ahí”, señaló.

Con respecto al Mercosur, Lacalle Pou aseveró que Uruguay necesita abrirse al mundo y reconoció la actitud del Gobierno paraguayo de no impedirlo: “Es muy importante para nosotros no contar con ese obstáculo explícito, por lo menos, cuando hoy en el Mercosur estamos dando esa discusión”, finalizó.