Comenzó un curso de Endocannabinología dirigido a médicos

Comenzó un curso de Endocannabinología dirigido a médicos

El ministro interino de Salud Pública, José Luis Satdjian, estuvo presente en el inicio del curso de Endocannabinología dirigido a médicos de todas las especialidades, que se estará impartiendo en distintas jornadas de mayo y junio en modalidad mixta, presencial y virtual.

Es la primera vez que desde el estado se alienta al desarrollo de un curso de estas características; participaron en su organización Presidencia de la República, la Junta Nacional de Drogas, el Ministerio de Salud Pública, la Sociedad Uruguaya de Endocannabinología y el Instituto de Regulación y Control del Cannabis, lo que deja de manifiesto que tanto la investigación como la formación para el correcto uso del cannabis medicinal es una política de estado que comenzó hace años ya y a la que se le pretende dar continuidad, tal como expresó en la presentación del curso Satdjian.






Fueron más de 370 profesionales los anotados para recibir esta formación y puesta a punto sobre el cannabis medicinal, las bases para su indicación y prescripción, la interrelación con otros medicamentos y otras muchas aristas de este tema. El interés que despertó este curso da muestras de la necesidad de seguir fortaleciendo la formación en esta área, de seguir incentivando la investigación y el aprendizaje. Como dijo el ministro interino Satdjian, esta actualización es una forma más de poner al paciente en el centro de la atención y del sistema.

Los medicamentos derivados del cannabis deben ser prescriptos por médicos, que también deben hacer el seguimiento necesario, como se hace con cualquier otro medicamento; la prescripción es clave para su uso seguro. En este punto Satdjian hizo un especial énfasis en cuanto a que no se debe “cargar al cannabis el resultado de su mal uso; hoy estamos en una instancia en la que se está tratando su utilización con fines medicinales, pero sabemos que existen otras formas de utilización de esta sustancia que pueden ser perjudiciales, el cannabis no debe cargar con eso”. Se deben superar los prejuicios y tabúes que existen en torno a este grupo de medicamentos y “ampliar el horizonte de los médicos” en cuanto a su efectividad y utilidad para tratar dolencias en las que ya hay evidencia de que su utilización tiene resultados. Tal es el caso de algunas enfermedades autoinmunes, el tratamiento del cáncer, la depresión, la epilepsia, entre otros. Sumar este tipo de medicamentos como una opción terapéutica más amplía las opciones de mejoría de la calidad de vida de muchas personas con patologías.





El ministro interino Satdjian también explicó que se está avanzando en la reglamentación de la ley 19 847 que refiere al uso e investigación del cannabis medicinal – un reclamo que recibieron las autoridades sanitarias desde antes incluso de asumir sus lugares en la cartera – y que está próximo a concretarse. Será un paso más en la promoción de la investigación para conocer más a fondo todas las posibilidades que puede llegar a tener y los diferentes usos terapéuticos. Uruguay se encuentra entre los cinco países líderes en regulación e investigación del cannabis medicinal y fue la primera nación latinoamericana en hacer una exportación de cannabis con fines medicinales; la calidad de producción de primer nivel permite el comercio con países de Europa y con Estados Unidos.

Stadjian cerró su exposición con el compromiso de seguir trabajando en pos de todo lo que se traduzca en beneficios para la salud y la mejora de la calidad de vida de los pacientes.