El Ejército en sus refugios de todo el país, tiene cupo para 350 personas en situación de calle.

Ante la ola de frío polar que ingresó a Uruguay, se activó este fin de semana el Plan Frío Polar, habilitándose unidades militares para recibir a personas en situación de calle.

Esta tarea se realiza en apoyo al Ministerio de Desarrollo Social, con unos 350 cupos en todo el país.








El ministro de Defensa Nacional Javier García, visitó el Servicio de Transporte del Ejército, donde funciona uno de los refugios en Montevideo.

Los refugios en unidades militares funcionan en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio del Interior, cuyos vehículos se encargan de trasladar a estas personas, donde son recibidas en las unidades puestas a disposición; allí acceden a una ducha caliente, alimentos y una cama con abrigo.

El ministro García explicó que «es un trabajo a demanda del Mides, que hacen las Fuerzas Armadas. Un trabajo de cercanía de contención, de ayuda social y se dispara de acuerdos a las alertas que va haciendo el Inumet. Si uno suma Montevideo, entre el refugio en el Servicio de Transporte del Ejército y el de la Armada Nacional en la rambla portuaria, se está en el entorno de los cien lugares, el resto de los más de 200 son en el interior del país», precisó.





García indicó que «cuando hay temperaturas extremas, el servicio se mantiene. Aquí están alojados hasta las 9 de la mañana. Están nuestros efectivos del Ejército y viene una ONG que trabaja con el Mides y hasta las 9 de la mañana donde se desayuna y se retiran, Cuando hay temperaturas extremas, continúan y para aquellos que quieran, está abierto el refugio», acotó.

El ministro explicó que «la ONG hace el trato directo con las personas y hay apoyos de Asse. El año pasado se alojaron en unidades militares 9500 compatriotas. En más de una semana de funcionamiento van 600 alojamientos», informó el ministro.