Según el líder del Partido Colorado, «el Frente Amplio después del referéndum lanzó una ofensiva global, contra todo».

Según el líder del Partido Colorado, «el Frente Amplio después del referéndum lanzó una ofensiva global, contra todo».

El Dr. Julio María Sanguinetti, señaló que «el Frente Amplio ha cambiado su estrategia. Una vez recuperado el ánimo con la recolección de firmas para el referendum, sus principales voceros sindicales se dedicaron, desde la noche misma de su derrota, a construir un relato épico. No importaba que esta tercera vuelta (porque así se encaró), repitiera la segunda del ballotage. La mitad mayor del país no sería el pueblo. Las «grandes causas populares» sólo estarían representadas por el PIT CNT y el Frente Amplio; el resto es la expresión de una especie de reacción conservadora y oligárquica. Los menos fueron más que los más; los más fuimos menos que los menos, pero eso no importa. El discurso multiplica los votos. A partir de ese instante se lanzó una ofensiva global, contra todo.»








El líder del Partido Colorado, agregó que «la economía nacional creció un 4,4 % el año pasado y en el que transcurre, liderado por una formidable exportación agroindustrial, rondará de nuevo el 4 %. Según el relato, ese crecimiento no le llegó a los trabajadores, pese a que hoy el seguro de paro está en 44 mil personas, incluyendo los 9 mil de seguro parcial, mientras que en 2019, al término del gobierno anterior, había 46 mil. Hoy, el desempleo está en el 7,5 %; cuando comenzó este gobierno estaba en el 10,7 %. En el primer trimestre de este año hubo 30 mil puestos de trabajo más de los que había en el primer trimestre del 2019.

Los programas sociales se han duplicado; se destinarán 120 millones de dólares en el segundo semestre para adelantar a los jubilados y a los funcionarios el 3 % y el 2 %, respectivamente, de su ajuste de enero. Se están aplicando 50 millones de dólares a mejorar el sistema de CAIF. Se destinan 240 millones de dólares a los asentamientos, con un fuerte plan de mejoramiento de barrios y viviendas. El fondo COVID destinó 1.110 millones de dólares el año pasado para atender una emergencia que todo indica que no ha pasado para el mundo y que de un modo u otro empieza a golpearnos.

Por el lado que se le mire, el país está de pie después de dos años de pandemia y una guerra que sacude al mundo con una onda expansiva en la inflación, el precio de los combustibles y una incertidumbre generalizada. El precio del gas oil en Europa supera el nuestro y en Argentina, su escasez esta comprometiendo su capacidad productiva. En Brasil, por vez primera, el combustible es más caro que en Uruguay. Hasta en Arabia Saudita subió la gasolina. Aquí, seguimos funcionando y el precio de Paridad de Importación está por encima de la última fijación de precios. No es un milagro. Se puede enfrentar porque ha habido un manejo serio y prudente.

Nada de eso se reconoce. El milagro, si cabe la expresion, es que la inflación no se desboque como está ocurriendo en el mundo y nuestra vecina argentina.

El punto cumbre del «relato» es la seguridad. El Frente Amplio sabe que fue un factor importante de su derrota y por eso ha lanzado una ofensiva tratando de exorcisar la crisis de seguridad que legó, acusando al gobierno de un fracaso que los hechos desmienten. Seamos claros. Una vez más recordemos que durante sus 15 años invariablemete, todos los delitos crecieron, año a año, y así fue que de 7 mil rapiñas llegaron a 30 mil. Hoy hay 24 mil, muchas sin duda, pero mucho menos. Lo mismo ocurre con el hurto (19, 9 % menos) y el abigeato (36, 4 %).

De enero a mayo de ese año, se mantiene la situación. Se denunciaron 10.531 rapiñas, cuando en el 2019 había 13.604. En hurtos, en ese lapso se registraron 60.166 en 2019 contra 49.508 ahora. O sea que el conjunto de los delitos ha bajado.

En cuando a los homicidios también bajaron en los dos años de este gobierno, despues que se duplicaran durante el gobierno del Frente, pasando de 200 a 393 en el año 2019. Es verdad que este año aumentaron. En el mismo lapso (enero-mayo) del 2019 se dieron 146 homicidios y en este 169. Sin duda es grave, pero ¿cómo se explica cuando hay menos rapiñas y menos hurtos, cuando el delito en general sigue controlado? Es notorio: porque se está dando una lucha adentro del narcotráfico por territorios que se se le han achicado, a raíz del fuerte y exitoso combate que se viene librando contra el crimen organizado. Basta observar las enormes incautaciones de droga que se vienen dando y el cierre de bocas, que provoca esos enfrentamientos. Como dijo el Fiscal Díaz en agosto de 2019: «hace 10 años que no hay un plan contra el narcotráfico». Hoy lo hay, y por eso está ocurriendo lo que está ocurriendo.»





En su columna de Correo de los Viernes, el Dr. Julio María Sanguinetti precisó que «el hoy Presidente del Frente Amplio, Sr. Fernando Pereira, se ha transformado, de un sindicalista combativo pero serio, ha trasmutado ahora en un dirigente político radicalizado, que ignora el desastre de desocupacion, estancamiento economico e inseguridad que dejó el Frente. Ni hablar de los lamentables resultados en educación, especialmente para los más pobres, que el propio Astori reconoció reiteradamente, pese al aumento de gasto.

Como optimistas que somos, confiamos en que este sarampión de radicalismo pase. Que la visita del chavista español Pablo Iglesias no lo retroalimente. Bueno sería, por ejemplo, que le cuente como él mismo voló en pedazos por esa exacerbación oratoria despegada de la realidad, que lo llevó a la derrota en las elecciones madrileñas y a su paso atrás en su partido.

El Frente Amplio venía siendo muy eficaz en la construcción de «relatos». Anque nada tuvieran que ver con la realidad. Pero esta vez lo doblegó en la elección y lo volvió a doblegar en el referendum. Ahora, con desesperación, salen a explotar el fenómeno mundial de la inflación y el precio del petróleo. Apelan a la ignorancia de los ciudadanos. Tambien van a quedar al desnudo. Tiempo al tiempo.»