Castillos, un hombre de 30 años fue condenado por receptación, agravio a la autoridad y daños.

Castillos un hombre de 30 años fue condenado de receptación, agravio a la autoridad y daños, todo comenzó con una denuncia que llegó al 911, un hombre denunció que un conocido había concurrido a ofrecerle objetos para la venta, y al negarse a comprarlos la
persona referida le arrojó piedras a su vivienda, provocándole daños en una
puerta y ventana.








La jefatura de policía de Rocha informa que se tuvo conocimiento mediante un llamado 911 que había daños en una casa de la ciudad de Castillos.

Se concurrió al lugar, donde un hombre mayor de edad denunció que un conocido
había concurrido a ofrecerle objetos para la venta, y al negarse a comprarlos la
persona referida le arrojó piedras a su vivienda, provocándole daños en una
puerta y ventana.
En el lugar fue ubicado el autor del hecho, así como una carretilla denunciada
como hurtada recientemente. Al avistar al personal policial, profirió amenazas
hacia los mismos, resistiéndose posteriormente al arresto.





La Justicia Letrada de 6to. Turno de Rocha dispuso la
condena de R.S.R., de 30 años, como autor penalmente responsable de “un
delito de receptación en régimen de reiteración real, con un delito de
agravio a la autoridad y un delito de daños”, a la pena de diez meses de
prisión efectiva, en el marco de “Proceso Abreviado”.