Bebé que fue retirada de un centro asistencial de Canelones y era trasladada a Brasil, fue localizada por la Policía e Interpol, y está internada en el Hospital de Artigas.

Bebé que fue retirada de un centro asistencial de Canelones y era trasladada a Brasil, fue localizada por la Policía e Interpol, y está internada en el Hospital de Artigas.

Una operación conjunta entre Jefaturas de Policía del interior del país, el Departamento de Registro y Búsqueda de Personas Ausentes de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado de INTERPOL y la Policía Federal de Brasil permitió dar con el paradero de una bebé de cuatro meses que, según informan desde el Ministerio del Interior, se encontraba en “situación de vulnerabilidad, alto riesgo social, desnutrición y extrema pobreza”.






Se trató de la Operación “Shower”, que se desató a partir de una denuncia recibida en la Comisaría 10° de Canelones. Una pediatra denunció la situación de la menor y afirmó que había sido retirada por sus padres de un centro de salud sin contar con el alta médica correspondiente.

La denuncia fue derivada al Departamento de Registro y Búsqueda de Personas Ausentes de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado de INTERPOL (D.G.L.C.C.O. e INTERPOL), “que inmediatamente activó el protocolo correspondiente para dar con el paradero de los involucrados”.

“Esto implicó que se iniciaran comunicaciones con diferentes organismos, entre ellos el Ministerio de Desarrollo Social, quien aportó que tanto la menor como su madre habían estado en uno de los hogares, ausentándose sin indicación”, agregan desde el Ministerio del Interior.

Durante el proceso de búsqueda se mantuvo constante comunicación con centros asistenciales, así como también con seccionales de diferentes puntos del país para saber si los padres de la menor habían retirado medicación, complemento nutricional, o si registraban ingresos a otros centros de salud.

A su vez, en el marco de la cooperación internacional, se ingresó a los involucrados a las bases de datos de INTERPOL mediante “notificación amarilla” (a la menor de edad) y “notificación azul” (a sus padres).

“Tras varias semanas de arduo trabajo y coordinaciones por parte de esta Dirección, el 3 de junio se logró contactar y localizar al padre de la menor que aportó datos sobre su ubicación en Uruguaiana (Brasil)”, apuntan desde el ministerio.





Eso derivó a contactarse con la Policía Federal de Brasil para solicitar ayuda humanitaria: así, la familia fue trasladada a un refugio del Mides en Artigas.

“Luego de ubicados en el mencionado refugio se convocó a la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género de Artigas, trasladando a los ausentes al hospital local donde fueron asistidos por diferentes instituciones y profesionales”, agregaron desde el ministerio.

Ante esto, tomó intervención el Juzgado de Familia Especializado de 6º turno de Pando y la Fiscalía Letrada de Pando de 1º turno.

La niña continúa internada en el Hospital de Artigas, a cuidado de su madre; una vez sea dada de alta, se le dará intervención al INAU.