Un hombre fue imputado por abuso sexual y atentado violento al pudor


Un hombre fue imputado por abuso sexual y atentado violento al pudor.

Se dispuso como medida cautelar la prisión preventiva del imputado por el término de 120 días, mientras se continúa con la investigación a los efectos de presentar la acusación del caso.






La Fiscalía Departamental de Rio Branco, representada por la fiscal adscripta Charline Ferreyra, solicitó la formalización de la investigación respecto de C.G.D.C. como presunto autor penalmente responsable de reiterados delitos de atentado violento al pudor agravados, en reiteración real con reiterados delitos de abuso sexual especialmente agravados (por ser las víctimas menores de 18 años, por ser el agresor encargado de la custodia y por verificarse la continuidad en el tiempo), de acuerdo a lo dispuesto por los artículos 272 ter, 273, 279 literal A, C e I del Código Penal, en la redacción dada por la Ley 19.580.

En febrero del corriente año se radicó denuncia por parte de la madre de la víctima por presuntos hechos de abuso sexual que habría sufrido su hija cuando era niña (actualmente tiene 14 años de edad).

Tomó conocimiento a través de una carta que dejó la adolescente, en la que manifestaba que el ahora imputado (cuñado de la víctima al momento de los hechos) habría abusado de ella desde que tenía 8 años. Estos hechos sucedían en el hogar que el imputado compartía con la hermana de la víctima; por lo menos, durante tres años.

La Fiscalía cuenta con la siguiente evidencia, hasta el momento: pericia forense y psicológica de la víctima (donde se releva un relato e indicadores acorde con los hechos denunciados), declaración de la madre y hermana de la víctima, informe del psicólogo tratante de la adolescente, informe de equipo técnico multidisciplinario de SIPIAV – INAU donde se relevan indicadores de abuso sexual, pericia psicológica y psiquiátrica del imputado.





En el transcurso de la investigación se identificaron otras víctimas del mismo imputado, a quienes se les tomó declaración en sede fiscal.

Se dispuso la medida cautelar de prisión preventiva para el imputado por un plazo de 120 días. El Juez interviniente expresó: “… lo que se verifica claramente es el peligro inminente para la seguridad de la víctima así como para la sociedad, dado el perfil y personalidad del imputado, expresados en la presente audiencia (pericia psicológica y psiquiátrica) y principalmente la reiteración de los actos, sobre diversas víctimas, que se relevan de abuso, que se extienden en el tiempo conforme lo relevado en autos. Se trata no solo de asegurar la integridad psico-física de las víctimas sino el efectivo goce de sus derechos fundamentales, especialmente el derecho a la libertad, que se ven claramente vulnerados mediante los actos que arrojan las actuaciones que dieron marco a este proceso”.