Este miércoles 13 de julio es el Día Internacional del Sarcoma

Este miércoles 13 de julio es el Día Internacional del Sarcoma


El 13 de julio se conmemora el Día Internacional del Sarcoma, fecha que tiene como objetivo informar y concientizar sobre este tipo de cáncer.

Un sarcoma es un tipo de cáncer que se origina en tejidos como los huesos o los músculos. Los sarcomas de tejidos blandos son los que se originan en tejidos como el adiposo, musculoesquelético, nervioso, así como también en los vasos sanguíneos y tejidos profundos de la piel, mientras que el sarcoma óseo se origina en los huesos. Aproximadamente el 80% de los sarcomas se originan en tejidos blandos y 20% en el hueso.

Estos tumores son un grupo raro y heterogéneo, se reconocen 150 variedades de sarcomas que comprenden el 1% de los tumores de personas adultas y aproximadamente el 12% de los tumores pediátricos.






En nuestro país según datos del Registro Nacional del Cáncer ocurren en promedio 58 muertes anuales como consecuencia de esta enfermedad; durante el período 2014-2018 se diagnosticaron 525 casos nuevos de sarcomas de partes blandas.

Dado que estos tumores se encuentran localizados en tejidos profundos puede ser difícil su diagnóstico ya que no son fácilmente palpables y pueden no generar dolor hasta que se encuentren en etapas más avanzadas.

La causa de esta enfermedad por lo general es desconocida pero se vinculan a síndromes de cáncer familiar y haber recibido radioterapia. La mayoría de los casos no se pueden prevenir por lo que ante cualquier sintomatología o la observación de algún tipo de bulto que crezca sin razón aparente, se recomienda consultar con el médico tratante.





¿Cuáles son los síntomas del sarcoma?

En general, el sarcoma no produce síntomas en las primeras etapas; cuando comienza a crecer, sin embargo, los síntomas son bastante vagos.

Cuando el sarcoma se localiza en los miembros inferiores y las extremidades superiores, se produce hinchazón y tumefacción al nivel del tumor, que no siempre van acompañadas de dolor. Si, por otro lado, la neoplasia se origina en la cavidad abdominal, los síntomas más típicos son sangrado y obstrucción intestinal.

¿Cuáles son las causas del sarcoma?

Es difícil identificar las causas y los factores de riesgo comunes a todos los tipos de sarcomas. Sin embargo, se han identificado algunos factores de riesgo conocidos, que incluyen:

  • Predisposición a enfermedades de origen genético, como neurofibromatosis, síndrome de Gardner, síndrome de Li-Fraumeni y retinoblastoma
  • Exposición a la radiación, por ejemplo, por radioterapias anteriores
  • Extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos y linfedema crónico
  • Exposición a ciertas sustancias químicas, como cloruro de vinilo, dioxina y algunos pesticidas 

¿Se puede prevenir?

Desafortunadamente, este tipo de cáncer no se puede prevenir y no hay programas de detección temprana. Si ha tenido un caso de sarcoma en la familia, puede acceder a pruebas genéticas para detectar síndromes hereditarios que predisponen al desarrollo de este tipo de neoplasia.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento del sarcoma requiere la colaboración de diferentes especialistas, debido a la posición en la que se desarrolla este tipo de neoplasia. El tratamiento quirúrgico es la primera opción en caso de tumores localizados. La cirugía se usa para extirpar radicalmente el tumor junto con los tejidos adyacentes: el riesgo de que el tumor ataque los tejidos circundantes y origine metástasis, de hecho, es particularmente alto en el caso del sarcoma.

La radioterapia ayuda a reducir el tamaño del sarcoma antes de la cirugía; después de la cirugía, la radioterapia está indicada en las formas más agresivas para reducir el riesgo de recurrencia. La quimioterapia se usa en presencia de metástasis.

Fuente: http://www.topdoctors.es