Primer caso importado de viruela del mono en Uruguay

Primer caso importado de viruela símica en Uruguay, el paciente, que se encuentra estable y en aislamiento, tiene antecedente de viaje en los últimos días.


Se trata de un paciente que vino del exterior y que actualmente está en atención médica en su domicilio.

La viruela símica se propaga de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene una erupción cutánea de viruela símica, en particular mediante contacto cara con cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual. Todavía estamos aprendiendo sobre la duración de la capacidad infectante de las personas con viruela símica, pero por lo general se consideran infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo. 

Los entornos pueden contaminarse con el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infecciosa toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Si alguien más toca estos artículos, puede infectarse.  También es posible infectarse al respirar escamas de piel o virus de la ropa, la ropa de cama o las toallas. Esto se denomina transmisión por fómites. 

Las úlceras, lesiones o llagas en la boca pueden ser infecciosas, lo que significa que el virus puede propagarse por contacto directo con la boca, gotículas respiratorias y posiblemente a través de aerosoles de corto alcance. Aún no se comprenden bien los posibles mecanismos de transmisión de la viruela símica a través del aire y se están realizando estudios para obtener más información. 

El virus también puede transmitirse de la madre al feto o después del nacimiento por contacto piel con piel, o de un progenitor al lactante o el niño por contacto directo.  

Aunque se han comunicado casos de infección asintomática, no está claro si las personas sin síntomas pueden propagar la enfermedad o si puede propagarse a través de otros líquidos corporales. Se han encontrado trozos de ADN del virus de la viruela símica en el semen, pero aún no se sabe si la infección puede propagarse a través del semen, los líquidos vaginales, los líquidos amnióticos, la leche materna o la sangre. Se están realizando investigaciones para obtener más información acerca de si las personas pueden propagar la viruela símica mediante el intercambio de estos líquidos durante y después de la infección sintomática.  






Uruguay se suma al grupo de países en las Américas que han reportado casos de la enfermedad que afecta a 18.000 personas en todo el mundo y deja cinco muertes totales.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) informa el hallazgo del primer caso importado de viruela
símica (o viruela del mono) en Montevideo. La confirmación se llevó a cabo por la técnica de
PCR y es el único en el país. El paciente, que se encuentra estable y en aislamiento, tiene
antecedente de viaje en los últimos días.
En línea con las recomendaciones de la OPS/OMS se inició la identificación y seguimiento de
todos los contactos por parte del equipo del departamento de Vigilancia en Salud. Por el
momento no se han identificado nuevos casos sospechosos en relación a este caso.
Recordamos a la población que, ante síntomas relacionados a la viruela símica, consulte a su
prestador de salud.

Reduzca el riesgo de contraer la viruela símica limitando el contacto directo con personas con viruela símica confirmada o presunta, o con animales que podrían estar infectados. Limpie y desinfecte periódicamente los entornos que podrían estar contaminados con el virus de una persona infecciosa. Manténgase informado sobre la situación de la viruela símica en su zona y dialogue abiertamente con las personas con las que entra en contacto directo (especialmente el contacto sexual) sobre cualquier síntoma que usted o ellos puedan tener. 

Si cree que podría tener viruela símica, puede actuar para proteger a otros buscando asesoramiento médico y aislándose de los demás hasta que se le hayan hecho las evaluaciones y las pruebas pertinentes. Si tiene viruela símica probable o confirmada, debe aislarse de los demás hasta que se le hayan formado costras en todas las lesiones, las costras se hayan caído y se haya formado una nueva capa de piel debajo. Esto evitará que transmita el virus a los demás. Obtenga asesoramiento del trabajador de la salud que le atiende sobre si debe aislarse en casa o en un centro de salud. Hasta que se comprenda mejor la transmisión a través de los líquidos sexuales, use preservativos como medida de precaución mientras tiene contacto sexual durante las 12 semanas siguientes a la recuperación de la enfermedad.





Los países más afectados por la viruela del mono son Canadá, Estados Unidos, Brasil y Perú y que, en los casos reportados en cada uno, se encuentra principalmente con un perfil epidemiológico muy homogéneo entre sí del virus.

La viruela símica es una enfermedad causada por el virus de la viruela símica. Se trata de una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona.

La viruela símica puede causar una variedad de signos y síntomas.  Mientras que algunas personas tienen síntomas leves, otras pueden presentar síntomas más graves y necesitar atención en un centro de salud. Las personas con mayor riesgo de sufrir un cuadro grave de la enfermedad o complicaciones son las personas embarazadas, los niños y las personas inmunodeprimidas. 

Los síntomas más comunes de la viruela símica son fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados. A estos síntomas les sigue o acompaña una erupción que puede durar de dos a tres semanas. La erupción se puede ubicar en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo. El número de lesiones puede oscilar entre unas pocas y varios miles. Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel. 

Los síntomas suelen durar de dos a tres semanas y, por lo general, desaparecen por sí solos o con cuidados de apoyo, como medicamentos para el dolor o la fiebre. Las personas son infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo. 

Cualquier persona que tenga síntomas compatibles con la viruela símica o que haya estado en contacto con alguien que tenga viruela símica debe llamar o visitar a un proveedor de atención de salud y pedirle consejo.

Las personas con viruela símica deben seguir los consejos de su proveedor de atención de salud. Los síntomas a menudo se resuelven por sí solos sin necesidad de tratamiento. Si es necesario, se pueden usar medicamentos para el dolor (analgésicos) y la fiebre (antipiréticos) para aliviar algunos síntomas. Es importante que las personas con viruela símica se mantengan hidratadas, coman bien y duerman lo suficiente. Las personas que se aíslan voluntariamente deben cuidar de su salud mental haciendo cosas que les resulten relajantes y agradables, manteniéndose conectadas con sus seres queridos utilizando la tecnología, haciendo ejercicio si se sienten lo suficientemente bien y pueden hacerlo mientras están aisladas, y pidiendo apoyo para su salud mental si lo necesitan. 

Las personas con viruela símica deben evitar rascarse la piel y cuidarse la erupción limpiándose las manos antes y después de tocar las lesiones, y manteniendo la piel seca y descubierta (a menos que no puedan evitar estar en una habitación con otra persona, en cuyo caso deben cubrirla con ropa o un vendaje hasta que puedan aislarse nuevamente). La erupción se puede mantener limpia con agua esterilizada o antiséptico. Se pueden usar enjuagues de agua salada para las lesiones en la boca, y los baños calientes con bicarbonato de sodio y sulfato de magnesio pueden ayudar con las lesiones en el cuerpo. Se puede aplicar lidocaína a las lesiones bucales y perianales para aliviar el dolor. 

Tras muchos años de investigación sobre el tratamiento de la viruela, se han desarrollado productos que también pueden ser útiles para tratar la viruela símica. En enero de 2022, la Agencia Europea de Medicamentos aprobó para el tratamiento de la viruela símica un antivírico producido para tratar la viruela (el tecovirimat). La experiencia con estos tratamientos en brotes de viruela símica es escasa. Por esta razón, durante su uso se suele recopilar información, que mejorará el conocimiento sobre la mejor manera de usarlos en el futuro.