Castillos, un hombre de 38 años, fue imputado por un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones.

Castillos, un hombre de 38 años, fue imputado por un delito de tráfico interno de armas de fuego y municiones, el formalizado había sido denunciado por caza furtiva.







La jefatura de policía de Rocha informa que por una denuncia de caza furtiva, se
concurrió al domicilio de un hombre mayor de edad en Castillos, donde se realizó
una inspección domiciliaria.

En el lugar fueron incautados casi 30 kilos de carne de carpincho y un cuero,
trece proyectiles calibre 22, uno calibre 38 y dos calibre 9mm, además de dos
balanzas, un facón y una chumbera modificada.
En aquella oportunidad, la persona referida fue emplazada para la sede
judicial.





La Justicia Letrada de 2do. Turno de Rocha dispuso la
formalización de Y.S.G.S.M., de 38 años, por la presunta comisión de “un delito
de tráfico interno de armas de fuego y municiones”, imponiéndole medidas
cautelares por el plazo de 180 días, mientras continúa la investigación.