Un ladrón fue a robar ovejas y un perro lo sacó a gran velocidad, en la huida el delincuente perdió hasta los dientes postizos

Un ladrón fue a robar ovejas y un perro lo sacó a gran velocidad, en la huida el delincuente perdió hasta los dientes postizos, el delincuente no imagino que los perros estaban en alerta y se fue con las manos vacías y sin los dientes.







El intento del robo de ovejas fue durante la madrugada en la zona rural de Chacras del Pintado, en cerca de la ciudad de Artigas.

Para el propietario del campo el ladrón entró a un corral de ovejas con la intención de robar ganado, pero un perro lo obligó a fugar a un velocidad extraordinaria, el delincuente en la huida se cayo y le volaron los dientes postizos.

Todo habría ocurrido en la madrugada, cuando ladrón tomó por la cola a un perro, pensando que era una oveja.

El perro enfurecido por la actitud de ladrón le habría mordido una mano, el delincuente con un gran dolor, producto de la mordía huyo aullando de dolor.

Para los investigadores de Artigas, los dientes postizos son una gran prueba para identificar al ladrón, los funcionarios buscan entre los delincuentes de la zona a quien le faltan los dientes.





Los propietarios del establecimiento se enteraron de la presencia del delincuente debido a los ladridos del perro, los dueños del campo pensaron que el perro había casado un carpincho por los ladridos y el ruido, era como que el animal arrastraba algo.