Argentina, el conductor televisivo Marcelo «Teto» Medina fue detenido en una causa por asociación Ilícita y reducción a la servidumbre

Argentina, el conductor televisivo Marcelo «Teto» Medina fue detenido en una causa por asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en una comunidad destinada a la rehabilitación de personas con adicciones que él promocionaba.







“Teto” Medina estaba a cargo del marketing. El rol de dos policías jefes. Todos los secretos de la organización desbaratada, según la acusación del fiscal Daniel Ichazo, no contaban con acompañamiento psicológico ni médico para los tratamientos. Incluso, dos de los 10 denunciantes padecían patologías que requerían atención pero se les prohibía tomar la medicación por las «reglas» de «las quintas».

Uno de ellos tenía VIH y el otro diabetes, además de una lesión en un pie previo al ingreso. Nunca fueron tratados por esto. «Fuerza«, le pedía Zelaya a los jóvenes cuando le reclamaban sus medicamentos.

En cuanto a Marcelo «Teto» Medina, el personaje televisivo devenido en acompañante terapéutico tras recuperarse de sus adicciones, es el del rol más llamativo por su perfil mediático, pero no cumplía un rol fundamental dentro de la organización, al menos así lo parece dentro de la acusación de Ichazo, que lo indagará este jueves después de detenerlo en su casa de Palermo.





A Teto Medina se le adjudican el perfil «marketinero» dentro de la organización. Por su conocimiento popular, se encargaba de difundir en redes sociales un perfil de las organizaciones con el único fin de conseguir nuevos pacientes. Además, una vez por semana participaba de reuniones de grupo para dar charlas motivacionales.

Su presencia, para los investigadores, contribuía a mover «grandes cantidades de dinero».

La investigación refiere que hay alrededor de 200 víctimas implicadas, de las cuales 10  los denunciaron. 

Adrián Tenca, es el abogado del conductor televisivo detenido por presunta asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en una comunidad terapéutica, el abogado dijo que «el Teto Medina es una persona exadicta que está en recuperación por lo cual no tiene el perfil de aquellos que captan gente a través de una secta».

La imputación es tremenda, asociación ilícita, reducción a la servidumbre, es una tipificación absolutamente absurda para una persona que iba a dar charlas y se volvía a la casa, sostuvo.

Tenca afirmó que la imputación a su cliente por presunta asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral «es absolutamente absurda» y que no tiene dudas en que «no tiene nada que ver y va a quedar en libertad en breve», en tanto que anticipó que en las próximas horas va a pedir su excarcelación.