«Átame y dime Marta», un individuo ingresó a hurtar en un predio rural, y fue maniatado tras ser sorprendido por un habitante del establecimiento.

«Átame y dime Marta», un individuo ingresó a hurtar en un predio rural, y fue maniatado tras ser sorprendido por un habitante del establecimiento.

La Jefatura de Policía de Rocha, informa que la Justicia dispuso la condena de un hombre de 30 años, como autor penalmente responsable de un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.







El día lunes, en horas de la tarde, se tuvo conocimiento que en una finca con acceso por Ruta 15, una persona había sido sorprendida cuando intentaba hurtar en la edificación.
Se concurrió al lugar, donde frente a la portera de acceso a un establecimiento rural se encontraba uno de sus habitantes, quien tenia en el piso maniatado de pies y manos por una cuerda, a la persona que había sido sorprendida allí, la que había sido detenida tras una persecución.





Se constató forzamiento de una abertura y desorden en el lugar. Se procedió a la detención y traslado del indagado al hospital local para reconocimiento médico.
Tras su conducción a sede judicial, la Justicia Letrada de 2do. Turno de Rocha dispuso la condena de J.N.L.A., de 30 años, como autor penalmente responsable de “un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa”, a la pena de cinco meses de prisión efectiva, en el marco de “Proceso Abreviado”.