Ministerio de Salud Pública ha emitido un comunicado sobre el faltante de medicamentos

Ministerio de Salud Pública ha emitido un comunicado sobre el faltante de medicamentos

El Ministerio de Salud Pública, en su calidad de autoridad sanitaria nacional, tiene la obligación de asegurar el abastecimiento de medicamentos en todo el Sistema Nacional Integrado de Salud, es decir, en todos los prestadores de salud.

En diciembre del pasado año, a partir de la explosión de uno de los principales laboratorios proveedores de distintos medicamentos, el MSP hizo un completo relevamiento de la situación del mercado y, anticipando las dificultades que podrían darse en 2022, se envió por parte de la Dirección General de Salud un comunicado a los prestadores de salud en el que se solicitaba a modo de precaución tomar las siguientes medidas: adecuar el uso de medicación inyectable, usar otras formas farmacéuticas, intercambiar medicamentos con distintos principios activos y similar indicación, llevar stocks de seguridad a niveles mínimos razonables evitando concentrar grandes volúmenes, comunicar al MSP las situaciones de relevancia sanitaria y, a las empresas farmacéuticas se les solicitó cumplir parcialmente con los pedidos para lograr una mayor distribución. Es importante saber que el préstamo de medicación de una institución a otra es una práctica habitual, a la vez que cuando se habla de stocks de seguridad a niveles razonables se está planteando tener stock suficiente para el funcionamiento necesario mas no prever para los meses siguientes.







Asimismo, se solicitó a los demás laboratorios proveedores que aumentaran al máximo su producción sabiendo que no llegarían a cubrir lo que abastecía el laboratorio incendiado.

Los primeros cinco meses del año pasaron sin inconvenientes. Uruguay cuenta con importantes controles de calidad y seguridad en los procedimientos de ingreso y producción de medicamentos, si hay una faltante de relevancia sanitaria, con el cumplimiento de estrictos requisitos, se puede permitir la autorización de medicamentos no registrados. Esto no fue necesario.

Si bien fue en mayo que surgieron noticias de desabastecimiento en algunos centros sanitarios en la opinión pública, esa información no concordaba con la que manejaba el MSP que mantenía una vigilancia activa de la situación del mercado, ni llegó en esos tiempos ninguna notificación de faltantes de medicamentos a la cartera.

Para junio pasado sí se le informó al ministerio de parte de algunos prestadores la dificultad en el abastecimiento de algunos fármacos; la dificultad era poder abastecerse con la cantidad que necesitaban, no que hubiera faltante en el mercado, por lo que la cartera intervino para lograr un efectivo intercambio y préstamo entre los prestadores de salud.

El primer incidente de relevancia sanitaria se da con la droga neostigmina, cuando ASSE contaba con acumulación de stock y faltaba en cuatro prestadores privados. El MSP informó oportunamente las acciones realizadas para poder paliar la situación.

En ese tiempo se dieron reuniones del MSP con los prestadores de salud, entre los que estaba ASSE, las cámaras de los laboratorios y las empresas que no se encuentran en las cámaras representadas. Allí el MSP expuso el trabajo de seguimiento de mercado que se venía realizando y se solicitó la colaboración de todos, especialmente de las empresas en relación a una distribución racional de los productos solicitados.

Se realizó entonces la autorización de ingreso de medicamentos no registrados en nuestro país para paliar la situación coyuntural; dado que son medicamentos no registrados en Uruguay, se busca que sea en la cantidad mínima imprescindible para que alcance al abastecimiento de un mes. Se utilizó este recurso para todos los medicamentos de los que se mencionó alguna dificultad para el abastecimiento imprescindible sin ser aquellos para los que hay dificultades de abastecimiento a nivel mundial por dificultades en la materia prima. En estos casos se buscó, con éxito, su reemplazo con otros similares.





Se ha informado al ministerio posteriormente faltantes de otras drogas, en todos los casos el MSP verificó que los faltantes no eran tales y que en ocasiones lo que se reportaba como faltante era en realidad que no lograban abastecerse con toda la cantidad que requerían pero que no habían caído en ningún caso en quiebre de stock, es decir, sí se presenta tensión de stock, pero no faltante para atender a los usuarios del sistema.

En los últimos días de agosto se solicitó a ASSE una nueva lista de medicamentos con quiebre de stock o tensión de abastecimiento que no fuera posible sustituir por otros similares en plaza, compras incumplidas de haberlas, y cuánto tiempo de abastecimiento representarían. También se solicitó una nota de los laboratorios proveedores en la que se dijera que no pueden cumplir con el abastecimiento o el plazo en que podría hacerlo, todos requisitos imprescindibles para realizar una compra de medicamentos no registrados en el país. El MSP no ha tenido respuesta de faltante alguna hasta el momento.

Fiscalización del MSP realizó, también en agosto, la primera inspección de la nueva planta de Laboratorio Fármaco Uruguayo y en setiembre se puso en marcha el plan de producción de primeros lotes de inyectables. Es de esperar que esto alivie la situación de la plaza en cuanto a cantidades ofertadas de los medicamentos con tensión de abastecimiento. Se sigue con la vigilancia día a día de las situaciones que llegan a conocimiento del Departamento de Medicamentos, el trabajo de vigilancia de mercado para verificar la existencia y evitar desequilibrios de medicamentos es permanente.