Cada día es mas complicada la situación de bajante en el Río Cebollatí.

Cada día es mas complicada la situación de bajante en el Río Cebollatí.

A medida que pasan las horas el Cebollatí sigue disminuyendo su caudal, y no se avizoran lluvias que puedan revertir esta situación a corto plazo. Néstor Brun nos ha enviado unas fotografías que muestran la realidad del curso de agua en la zona de Balsa La Quemada.

Como se aprecia en la imagen, han comenzado a emerger médanos de arena que dificultan el accionar de la balsa, la cual puede encallar en cualquier momento. Balsa La Quemada se encuentra apenas a 5 kilómetros de Pueblo Cebollatí, en las últimas horas se debieron excavar algunas partes del río por donde pasa la misma, tras presentarse problemas para que pudiera cruzar.







Según datos recabados por Reportes Uy, este martes 24 de enero el río Cebollatí registra un nivel de 1.70 metros a la altura de Paso de los Avestruces, con una velocidad de 0 cm/hora.

Mientras tanto en Paso Averías, el nivel del Cebollatí es de -1.08 metros, y una velocidad de 0 cm/ hora.

En la Estancia Gaucho, el nivel se sitúa en 1,20 metros, y una velocidad de 24 cm/hora

También en la Estancia Gaucho, pero en la zona conocida como San Gregorio, el nivel del Cebollatí marca 0,14 metros, y una velocidad de 0 cm/hora.





En cuanto a la Laguna Merín, podemos informar que la medición oficial con que se cuenta pertenece a Arrozal 33, y sitúa a la misma con un nivel de 0,42 metros.

Las precipitaciones que hubo el pasado fin de semana fueron muy escasas y no alcanzaron para cambiar la situación de bajante. El norte del departamento de Rocha está expectante ante la posibilidad de que las lluvias anuncidadas para el viernes y sábado próximo, sucedan, y además puedan ayudar a paliar el déficit hídrico.